Press "Enter" to skip to content

Peligroso infantilismo

por Enrique Guillermo Avogadro

Buenos Aires, 18/02/2024
Dentro de sólo 13 días, se producirá la apertura de las sesiones ordinarias del H° Aguantadero, y el Presidente deberá dar su discurso anual; la incógnita es si lo hará, como corresponde, en la Cámara de Diputados ante la Asamblea Legislativa o si, por el contrario, insistirá en hacerlo en las escalinatas, ante el “pueblo” y de espaldas al Congreso. Es decir, si acentuará su distanciamiento del Poder Legislativo o intenta reconciliarse con él, asumiendo el claro riesgo de ser abucheado desde las bancas y las galerías.

La pieza oratoria marcará el rumbo de un gobierno todavía errático, que se ve enfrentado a la necesidad de ocupar lugares en la administración central sin contar con cuadros propios preparados para hacerlo. De allí se deriva la curiosa incorporación de personajes altamente cuestionados por su pasado reciente, muchos sospechados de ser verdaderos quinta-columnistas del massismo y el kirchnerismo.

En esa medida, llamaron poderosamente la atención los fulminantes despidos de la Secretaria de Minería, Flavia Royón, y del Director de la ANSES, Osvaldo Giordano. Ambos, pese a que no integraban La Libertad Avanza, eran reconocidos en el mundo político y empresarial por su profesionalismo y capacidad, y sus salidas fueron atribuidas a la venganza de Milei contra los gobernadores que, a través de los diputados que les responden, condenaron a muerte a la “ley ómnibus”. Si esto fuera verdad, y aparenta serlo a falta de explicaciones, denotaría un triste pero peligroso infantilismo en el carácter del Presidente.

Esta vez el discurso inaugural debiera ser más preciso en el inventario de la herencia recibida que aquél que dio Milei cuando asumió la Presidencia. Si no lo fuera, reiteraría el gravísimo error que cometió, por omisión, Mauricio Macri el 1° de marzo de 2017; cuando quiso enmendarlo con la publicación de “El estado del Estado”, fue demasiado tarde y quizás, la causa eficiente del fracaso de su gestión.

Y el 20 de marzo, un largo plazo en esta Argentina tan convulsionada y urgente, se cumplirán 100 días de gobierno de Javier Milei. Terminará entonces el período de esperanzada tolerancia al que se denomina, tradicionalmente, la luna de miel de un mandatario con su electorado.
Si, para entonces, las clases medias y bajas no percibieran algún alivio en sus famélicos bolsillos, el riesgo de severas protestas se incrementará sensiblemente.

Como siempre digo, estoy convencido que contribuiría a la tranquilidad social una generalizada percepción de recortes de gastos a la “casta” y de una seria persecución penal contra todos los responsables, por su corrupción, del desastre que nos toca vivir, un nuevo pero repetido rulo de nuestra historia económica, tan llena de ajustes, devaluaciones, gasto infinito, emisión descontrolada, cambio de signo monetario, congelamiento de salarios y jubilaciones, etc.

Continúo esperanzado en la gestión de Milei y su gabinete pero, no por ello, dejo de preocuparme por algunas políticas y actitudes que me llaman la atención en ella.
Hasta el sábado próximo, cuando intentaré expresar nuevamente mi pensamiento.

© Copyright 2024 Enrique Guillermo Avogadro
© 2024 ElCanillita.info / SalaStampa.Eu, servicio mundial de prensa

Derecho a réplica Memento: verba volant, scripta manent

verba volant, scripta manent
Verba volant, scripta manent es una frase latina que, traducida literalmente, significa “las palabras vuelan, las escrituras quedan”.

Este antiguo proverbio, que tiene su origen en un discurso de Cayo Tito ante el Senado romano, insinúa prudencia en la escritura, porque, si las palabras se olvidan fácilmente, los escritos siempre pueden formar documentos incontrovertibles. Por otro lado, si se quiere establecer un acuerdo, es mejor poner “blanco y negro” y por tanto actuar con hechos, en lugar de recurrir a acuerdos verbales fácilmente discutibles a posteriori.

Sin embargo, cabe señalar que este proverbio originalmente tenía un significado completamente opuesto. En una época en la que la mayoría de la gente era analfabeta, sugería que las palabras viajan, vuelan de boca en boca y dejan que su mensaje siga circulando (Palabras Aladas), mientras que las escrituras permanecen, fijas e inmóviles, acumulando polvo sin difundir su contenido. Hoy todos pueden escribir, (a veces escondidos) gracias a las posibilidades que ofrece la red en internet, no obstante las palabras quedan.

Derecho a réplica del Sr.Enrique Moya de la provincia de San Juan, Argentina, referida a la nota “Peligroso infantilismo”, publicada en ésta página el 17/02/2024

Bueno por fin podré constestarle a este señor que ve en el Señor Presidente a las siete plagas de Egipto.

Tantas corporaciones y sus bufones nos entretienen hace un siglo cantando la marchita haciendo silencio en los 70 cuando estos narcoterroristas llenaron de sangre y muerte el pais (eso lo vivimos los que caminábamos las calles en esos años) manifestando el horror de los 30.000 jóvenes idealistas desaparecidos de la santidad esas madres de la plaza y el encanto de la ladrona asesina, se robo el país y mató a un fiscal de Estado que se fue haciendo con su mano izquierda la señal de ” métanse el dedo en el culo”.

Yo dire que es la primera vez en mi larga existencia que veo al congreso de coimeros trabajar y solo para no dejar pasar una Ley que nos salvaba a todos de esta runfla de ladrones.

Vi un gobierno que hace reuniones de gabinete todos los días Vi hacer mas en 90 días que todos los gobiernos anteriores en 50 años Se asustaron todos de ver que se terminaba la fiesta y que ibamos a tener que trabajar para ganarnos el pan.

Me parece notable que los gobiernos no peronistas despierten a tantos adoradores de la verdad y el progresismo.

Amigo periodista no vistes cuando se cogían a las niñitas del norte por un plan social y te preocupa sí el Señor Presidente se para de frente o de espalda a los coimeros.

No fueron 30.000 y estos mataron en la mitad del tiempo más que el triple de los que mató la ETA ( la ETA era la corporación del demonio) con el doble de población que nosotros.

Que grave infantilismo que el presidente diga deposito por esposito paradel por baradel juntos por el cargo por el cambio mientras todos estos ladrones y sus alcahuetes se ríen de todo el daño que hicieron, algún amigo ventajita se asombrará del infantilismo del presidente…

Como diría un pariente El mejor de los negocios Siempre ha sido ser decente

Enrique Moya San Juan, Argentina Whatsapp +54 9 2645 64 8728

Respuesta del autor del artículo, Sr. Enrique Guillermo Avogadro

Muchas gracias. Obviamente, coincido en todo con el señor Moya, ya que los pecados por omisión que me atribuye se debieron, exclusivamente, a que no leyó la nota principal “Desvergüenza”.
Desvergüenza

* 65 *