Press "Enter" to skip to content

Muertes misteriosas y envenenamientos

Homenaje de ciudadanos rusos en la escena del crimen de Anna Politkovskaya

ElCanillita.info, 24/08/2023
Yevgeny Prigozhin no fue el único disidente que se cree que tuvo una muerte abrupta. Los principales críticos del presidente Putin han muerto en circunstancias violentas y misteriosas, o han sufrido atentados casi mortales, desde que llegó al poder en 1999.

Alexander Litvinenko

El ex agente de inteligencia ruso fue envenenado en 2006 cuando se sospechó que la sustancia radiactiva polonio 210 había sido mezclada con su té en el Hotel Millennium de Londres.

Litvinenko había acusado a los servicios de seguridad rusos de estar detrás de los atentados con bomba contra apartamentos en Moscú en 1999 y de los atentados con bomba en las ciudades caucásica de Buynaksk y de Volgodonsk, en la región de Rostov, ese mismo año. Tales atentados mataron a más de 300 civiles e impulsaron el ascenso de Putin al poder.

Borís Berezovski

El multimillonario empresario, crítico con Putin, huyó a Londres en 2000 y apareció ahorcado en su casa de Berkshire en 2013. Berezovsky había ayudado a facilitar el ascenso de Putin al poder, y se le había concedido asilo en el Reino Unido en 2003 alegando que su vida correría peligro si regresaba a Rusia.

Anna Politkóvskaya

La tenaz periodista rusa informó sobre la Segunda Guerra de Chechenia y los fallos del ejército ruso a pesar de las amenazas de violencia y de un presunto envenenamiento en 2004. Politkovskaya fue asesinada a tiros en el ascensor de su bloque de apartamentos el día del cumpleaños de Putin en 2006.

Nikolai Glushkov

El ex director de Aeroflot se trasladó al Reino Unido en 2010, tras cumplir condena en la cárcel por canalizar fondos de la aerolínea a través de otra empresa. Se le concedió asilo político en 2017 y fue estrangulado con una correa de perro en su casa del suroeste de Londres en 2018. Las pruebas sugerían la “participación de terceros”, aunque su muerte pareció inicialmente un suicidio.

Sergei y Yulia Skripals

El exagente de la inteligencia militar rusa Sergei Skripal y su hija Yulia fueron envenenados con un agente nervioso novichok en Salisbury, Wiltshire, en marzo de 2018. Tres hombres que trabajaban para la agencia de espionaje militar rusa GRU fueron acusados por los envenenamientos. Antes de este ataque, se habían producido 14 presuntos atentados contra rusos en suelo británico. En esos casos, la policía británica había descartado el juego sucio.

Vladimir Kara-Murza

El periodista ruso-británico cumple una condena de 25 años de prisión en Rusia por criticar la invasión de Ucrania.
Kara-Murza, de 41 años, sobrevivió a dos intentos de envenenamiento anteriores, uno en 2015 y otro en 2017, que le dejaron problemas de salud permanentes.

Alexei Navalny

El activista anticorrupción y encarcelado Alexei Navalny fue envenenado hace tres años con un agente nervioso novichok y evacuado de Rusia para recibir tratamiento en Alemania. Navalny fue detenido inmediatamente a su regreso a Rusia en 2021 y en marzo de 2022 fue condenado a nueve años de prisión. Este mes se le impuso una pena de cárcel adicional, al ser condenado a 19 años por cargos de extremismo.

Alexander Perepilichnyy

Fue hallado muerto mientras hacía footing cerca de su casa en Weybridge, Surrey, en 2012. No tenía problemas de salud declarados y dos autopsias y pruebas toxicológicas no fueron concluyentes. Estaba siendo demandado en Moscú por una empresa vinculada a uno de los hombres implicados en el asesinato de Litvinenko, y había huido al Reino Unido en 2009.


Kirill Zhalo

El diplomático ruso, de 35 años, fue hallado muerto frente a la embajada rusa en Berlín en 2021. Parecía haberse caído por una ventana, pero su cuerpo fue repatriado inmediatamente a Rusia.

Yegor Prosvirnin

El bloguero nacionalista ruso y crítico con Putin publicó un editorial en el 62 cumpleaños de Putin en 2014 aludiendo a la mortalidad del presidente ruso. En 2021, Prosvirnin, de 35 años, fue encontrado desnudo en la calle tras haber caído aparentemente desde la ventana de un edificio de apartamentos de Moscú.

Dan Rapoport

El inversor letón-estadounidense fue hallado muerto a las puertas de un apartamento en Washington DC el año pasado. Era un conocido crítico de Putin y partidario de Navalny. Al parecer, Rapoport cayó al vacío y la policía no declaró sospechas de delito, aunque muchos conocedores de los métodos del Kremlin han calificado su muerte de sospechosa. El antiguo socio de Rapoport, Sergey Tkachenko, también murió en Moscú en 2017. Sus últimos segundos, colgado de la ventana de un edificio de apartamentos, fueron captados por una cámara.


Gennady Zhidko

El coronel general Zhidko había comandado las fuerzas rusas en Ucrania durante la guerra, pero fue destituido tras una serie de humillantes derrotas el pasado octubre. Murió este mes tras una “larga enfermedad” a la edad de 57 años, y fue sustituido por Sergey Surovikin, a quien tampoco se ha visto en público desde Junio.

Copyright © 2023 ElCanillita.info / SalaStampa.Eu, servicio mundial de prensa

* 156 *