Press "Enter" to skip to content

Jefatura de la pobreza argentina

por Enrique Guillermo Avogadro
Buenos Aires, 3/12/2023
La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y algunos de los muchos gerentes de la pobreza han decidido desconocer por completo la paliza monumental que, por ser parte del pero/ladri/trotskismo derrotado, recibieron hace sólo quince días en las urnas. Creo que pocas veces en la historia mundial se dio una diferencia tan abrumadora (casi 12%) en un ballotage, elecciones en las que la distancia entre los candidatos difícilmente superan los dos puntos.
Y en esa saga, convocaron a un paro nacional para el 11 de diciembre, esto es, a un día -24 hs.- de la asunción de Javier Milei, y proponen reeditar los amenazadores helicópteros para derrocarlo a breve plazo. Con esa actitud, están explicitando cuál será el tono de la resistencia que opondrán a las las medidas, aún no demasiado claras, que pretenda llevar adelante el nuevo Presidente para intentar sacarnos a todos de la sima en que estamos desde hace tantas décadas.

Hasta hoy, cada uno de nosotros podíamos hacer nuestra el famoso apotegma que describe a la Argentina como un país en el cual, si te vas por quince días, al regresar encontrarás todo cambiado pero, si te vas por seis meses, nada habrá cambiado. Pero el libertario nos propone una senda de sacrificio que, sin duda, lleva a una esperanza de resurrección; esa propuesta fue acompañada, con votos propios y prestados, por el 56% del electorado.
Por ello, acompañar a Milei el domingo 10 en Plaza de Mayo es una verdadera obligación para la ciudadanía que, seguramente, se verá también conminada a parar los pies a todos aquéllos que, sin escrúpulos, recurrirán a la violencia para “tirar un muerto” a la nueva administración más temprano que tarde. Pero allí estará Patricia Bullrich para impedirlo, cumpliendo así a una de las más importantes propuestas de la campaña electoral de La Libertad Avanza: “dentro de la ley, todo; fuera de ella, nada”.

Confío en que Milei no cometa ninguno de los dos graves errores en que incurrió Macri: a) al asumir, no decir la verdad sobre la herencia recibida para no deprimir a la sociedad, y b) negociar con todos los gobernadores juntos, en lugar de hacerlo uno a uno, lo cual permitió a éstos armar un frente de apretadores seriales.
Una propuesta del nuevo Presidente me parece acertadísima: terminar con las elecciones de medio término, que nos obligan a estar permanentemente en campaña. En otro tiempo, tal vez como una medida de segunda o tercera generación, también deberíamos modificar la Constitución para volver a los períodos presidenciales de seis años, sin reelección.

En otro orden de cosas, es importante recordar que el tan prestigioso Rodolfo Barra, designado Procurador del Tesoro, tendrá su más grave desafío a un mes del cambio de gobierno; se trata, nada menos, que el juicio que Argentina perdió en Nueva York por la catastrófica estatización del 51% de YPF, en el cual la Juez Loretta Preska ha dado plazo hasta el 10 de enero para apelar su sentencia, una medida que implica que deberemos ofrecer garantías sobre el monto de condena: ¡US$ 16.000 millones! Cuando ese fallo quede firme, Cristinita verá engordar sus arcas personales por el equivalente al 30% del monto final.

Algún fiscal debería imputar a Carlos Chino Zannini y a Axel Kiciloff, a uno como ex Secretario Legal y Técnico y, al otro, como ex Ministro de Economía, tanto por mal desempeño de sus funciones cuanto por ser cómplices de ese monumental robo a nuestro país; argumentos y pruebas, sobran.
Y algo similar debería hacerse para impedir que Alberto Fernández y Sergio Massa se vayan del país a gozar, en España y Estados Unidos respectivamente, de las fortunas que acumularon mientras destruían al país hasta los cimientos, dejándolo en un estado de postración inédito.

A lo largo de los diecinueve años que llevo escribiendo estas notas, he cometido dos errores importantes de apreciación sobre Cristina Fernández. En 2011, sostuve que no se presentaría a la reelección para no auto-heredar el desastre que su primer período había producido; sin embargo, no sólo lo hizo sino que, con el vestidito negro de viuda, logró el 54% de los votos. Y en 2022 escribí que, para transitar con cierta tranquilidad el calvario judicial que la espera, se postularía como Senadora por las provincias de Buenos Aires o de Santa Cruz; la sorpresa fue mayúscula cuando se abstuvo, ya que carecerá de fueros a partir de la semana próxima, y hay varios magistrados afilando los cuchillos. Con sus reconocidos recursos políticos, ¿qué estará pensando para complicar la vida a Milei y, con él, a todos los argentinos?

Nos quedan siete escasos días de tratamiento ansiolítico, pero confío en que, por primera vez en el siglo, esta vez estaremos a la altura de las circunstancias para impedir que la resistencia de la que hablé antes logre nuevamente frustrarnos y quitarnos esta nueva esperanza.
Nos encontraremos aquí el sábado próximo, cuando ya estaremos velando las armas de la República y la democracia para luchar contra los violentos y los corruptos de siempre.

© Copyright 2023 Enrique Guillermo Avogadro
© 2023 ElCanillita.info / SalaStampa.Eu, servicio mundial de prensa


* 135 *