Press "Enter" to skip to content

El cortejado Milei

La improbable alianza que podría dar forma al nuevo liderazgo radical de Argentina.
De izquierda a derecha, Javier Milei, Mauricio Macri y Patricia Bullrich en la sede de campaña de Milei en Buenos Aires

ElCanillita.info, 25/11/2023
Menos de 24 horas después de que el ultraderechista Javier Milei llegara a la presidencia de Argentina con la promesa de un cambio económico radical y una ruptura con la élite política tradicional del país, un miembro crítico de esa élite llegó a su puerta.

Mauricio Macri, el ex presidente de Argentina que dio un valioso respaldo a Milei en octubre, se dejó caer el lunes por la noche en una visita inesperada al hotel del centro de Buenos Aires que se convirtió en el búnker de campaña de Milei.

“¿De qué vamos a hablar si no es del futuro del país?”, dijo a los periodistas en el vestíbulo.

Macri -que gobernó entre 2015 y 2019 sacó el odiado programa de préstamos de Argentina con el FMI tras un intento fallido de reforma económica- tiene uno de los índices de aprobación más bajos de la política argentina.

Procedente de una familia multimillonaria y con dos décadas en la política, forma parte del establishment contra el que Milei ha pasado su carrera. En una entrevista hace cuatro años, Milei calificó a Macri de “malvado” y “populista de segunda”.

Pero el apoyo del ex líder -que siguió a la eliminación en primera vuelta de Patricia Bullrich, la candidata presidencial de la coalición de centro-derecha Juntos por el Cambio (JxC) de Macri- ayudó a ganar votantes moderados cruciales para Milei, una excéntrica ex personalidad de la televisión que ha expresado anteriormente su apoyo a ideas controvertidas como la legalización de la venta de órganos humanos, y ha intercambiado insultos con el Papa Francisco.

Los argentinos están pendientes de la investidura del 10 de diciembre para ver hasta qué punto su incipiente alianza da forma al gobierno de Milei.

Milei aún no ha anunciado quién será su ministro de Economía, pero varios de los nombres que, según los medios locales, se barajan son funcionarios del Gobierno de Macri, entre ellos el ex jefe del Banco Central Federico Sturzenegger y el ex ministro de Finanzas Luis Caputo, aunque también se barajan otros que no pertenecen al partido de Macri.

En las próximas semanas se cubrirán otros puestos en el gabinete y cientos de cargos subalternos. El pequeño partido de Milei, La Libertad Avanza, de dos años de existencia, está formado en su mayoría por novatos en política, y su equipo ha dicho que el “talento” de JxC será bienvenido.

Aunque a los partidarios más acérrimos del partido de Milei no les guste Macri, las conversaciones en curso con su partido han disipado cierta preocupación entre los votantes y los inversores sobre el presidente electo, un autodenominado “anarcocapitalista” sin experiencia ejecutiva que ha propuesto un plan radical para eliminar el banco central.

Macri y Milei sólo se han visto un puñado de veces. Macri es hijo de un magnate multimillonario y llegó a la presidencia de Argentina a través de la presidencia del club de fútbol Boca Juniors y luego de la Gobernación de la ciudad de Buenos Aires. Milei creció en un barrio de clase media baja y alcanzó la popularidad gracias a una campaña antisistema impulsada por las redes sociales.

Sin embargo, hay puntos en común. Los analistas opinan que ambos hablan el lenguaje del sector privado, y que Macri ha abandonado los discursos aprobados por asesores para convertirse en un orador más espontáneo desde que dejó la presidencia, expresando con más libertad su frustración sobre la economía argentina.

Macri ve la presidencia de Milei como una segunda oportunidad a su fallido intento de arreglar la disfuncional economía argentina, dijo Juan Cruz Díaz, director gerente de la consultora argentina Cefeidas Group.

Muchos economistas afirman que el Gobierno de JxC, formado por el derechista PRO de Macri y partidos de centro y centroizquierda, actuó con demasiada lentitud para recortar el déficit fiscal crónico de Argentina, confiando en cambio en un fuerte endeudamiento para financiar el gasto. La estrategia implosionó durante una crisis de los mercados en 2018, lo que llevó a Macri a pedir el mayor préstamo de la historia del FMI, un paquete de 57.000 millones de dólares que rápidamente desbordó.

Los peronistas, un movimiento populista de izquierda que ha dominado la política argentina durante décadas, obtuvieron una victoria decisiva en las elecciones de 2019.

“Macri ve la victoria de Milei como una reivindicación de sus ideas, porque siente que otras fuerzas de su coalición le impidieron ir lo suficientemente rápido”, dijo Díaz. “Siempre ha sentido que la gente le subestimaba a él y a sus opciones, así que también es una reivindicación personal”.

La decisión de Macri y Bullrich de respaldar a Milei ha desencadenado la desintegración de JxC. Elisa Carrió, líder del partido centrista Coalición Cívica ARI, lo ha declarado “roto”. También ha culpado a Macri, que había manifestado su apoyo a Milei antes de la eliminación de Bullrich, del fracaso de la candidata de JxC.

Lucas Romero, director de la encuestadora Synopsis, con sede en Buenos Aires, dijo que Macri probablemente espera tener influencia “tanto en la dirección del Gobierno como en su composición” a cambio de sus enérgicas contribuciones a la campaña.

Pero la relación puede resultar tumultuosa, añadió. “Desde las primeras 48 horas después de las elecciones, no me queda claro que Milei entienda lo que pasó de la misma manera que Macri”, dijo, citando comunicaciones inconexas de la oficina del libertario. “Si Milei cree que el 56% de los votos que obtuvo le pertenecen sólo a él, está malinterpretando el resultado”.

El LLA sólo tiene 38 escaños en la Cámara Baja argentina y siete en el Senado, por lo que Milei necesitará los votos que Macri ha prometido que obtendrá del PRO, aunque no se ha anunciado ninguna coalición formal. Sin embargo, esto sólo supondría un tercio de los escaños en la Cámara Baja y un quinto en el Senado.

Por tanto, el gobierno de Milei puede tener dificultades, con o sin Macri, para llevar a cabo la reforma integral que, según la mayoría de los economistas, es necesaria para estabilizar y, en última instancia, reactivar la espiral económica de Argentina.

La inflación se sitúa en el 142,7%, las reservas de divisas han desaparecido casi por completo y los intereses de la deuda con los acreedores nacionales se han disparado hasta niveles abrumadores.

El gobierno de Milei se enfrenta a un panorama más difícil que el de Macri cuando comenzó en 2015, dijo Guido Sandleris, ex jefe del banco central bajo Macri y profesor de la Universidad Torcuato di Tella de Buenos Aires y Johns Hopkins en Washington, DC.

“Tienen tres desventajas: la situación económica es mucho peor después de aquella del ministro de Economía peronista Sergio Massa, tienen menos experiencia y menos apoyo en el Congreso”.
“Pero tienen una ventaja clave: la población es hoy mucho más consciente de la necesidad de un cambio profundo”.

Copyright © 2023 ElCanillita.info / SalaStampa.Eu, servicio mundial de prensa

* 42 *