Press "Enter" to skip to content

¿Cómo será la invasión terrestre israelí de Gaza en comparación con otras batallas?

ElCanillita.info, 27/10/2023
Para los soldados, algunas guerras son menos horribles que otras. Los británicos que lucharon de 1940 a 1942 en Egipto y Libia, y los que fueron a las Malvinas en 1982, se sintieron liberados por la casi ausencia de civiles en el campo de batalla. Lucharon en zonas salvajes contra tropas italianas, alemanas y, más tarde, argentinas, casi sin hogares destrozados ni familias sollozantes en sus líneas de fuego.

Por el contrario, si Israel sigue adelante con una invasión terrestre de Gaza, es probable que resulte la operación de armas combinadas más difícil y peligrosa que su ejército haya llevado a cabo jamás. Sin duda, las fuerzas israelíes han luchado anteriormente en Yenín (Cisjordania) en 2002, en el sur del Líbano contra Hezbolá en 2006 y en otros centros palestinos, pero esta nueva lucha será a una escala mucho más mortífera e intensa.

Un tanque británico avanzando por Libia en 1941, donde el riesgo de víctimas civiles era mucho menor que ahora en Gaza.

La suerte de los más de 200 rehenes retenidos por Hamás puede decidirse o no antes de que comience la embestida. El grupo terrorista afirma haber creado un complejo de túneles de más de 300 millas, impermeable a todas las armas excepto a las más pesadas lanzadas desde el aire.

En el centro de las operaciones israelíes habrá un entramado de infantería, blindados y fuerza aérea. El éxito, con un número de bajas tolerable, dependerá de que esa combinación sea la correcta. Los tanques proporcionan potencia de fuego, pero deben estar protegidos contra las armas antiblindaje de Hamás, incluidos los misiles, por soldados de infantería que avancen a su paso. Si los tanques se adelantan a la infantería se vuelven vulnerables, y lo mismo ocurre a la inversa.

Gaza es un territorio costero, los israelíes pueden desplegar sus buques de guerra en alta mar para proporcionar apoyo de fuego y desembarcar tropas. Pero ¿evitarán de los misiles antibuque suministrados por Irán ? Otra incógnita en manos de Hamás.

Desde 2015, la OTAN ha llevado a cabo varios estudios sobre la guerra urbana, reflejando la realidad de que, a medida que una población cada vez mayor del mundo vive en pueblos y ciudades, es cada vez más probable que los conflictos se libren allí, tal como ocurrió en ciudades ucranianas como Mariupol y Bajmut. Entre las certezas que se desprenden de la investigación de la OTAN está la de que los avances van a ser lentos, especialmente en Gaza, entre las montañas de escombros recién generados.

Soldados rusos tomaron el teatro de Mariupol tras un intenso bombardeo en la primavera de 2022.

Las tropas terrestres deben asegurar cada calle, cada casa, casi cada habitación antes de avanzar a la siguiente. Se necesitarán todas las ramas de las fuerzas armadas israelíes, especialmente ingenieros de combate, francotiradores, médicos y operadores de drones, además de comunicaciones de última generación en tiempo real.

¿Cómo podría ser una ofensiva terrestre?
La experiencia histórica de los combates en las ciudades ofrece algunas advertencias. En 1943-44, cuando las tropas aliadas luchaban por superar a los paracaidistas alemanes atrincherados en el monasterio italiano de Monte Cassino, se recurrió a los bombarderos pesados. El complejo medieval fue arrasado, pero la mayoría de los alemanes sobrevivieron. Los escombros les resultaron más fáciles de defender que los edificios originales.

Monte Cassino quedó reducido a ruinas por los bombardeos aliados durante un intento fallido de desalojar a las tropas alemanas.

Lo mismo ocurrió en el verano de 1944 en Normandía. Tras el desembarco del Día D, los británicos experimentaron enormes dificultades y sufrieron numerosas bajas al intentar tomar la ciudad de Caen. El ejército acabó solicitando el apoyo de los Lancasters de la RAF. En junio y julio, miles de aviones bombardearon las zonas donde se concentraban las tropas enemigas. Los alemanes sufrieron algunos daños, pero a costa de numerosas bajas civiles francesas y de la devastación general. Al igual que en Italia, las fuerzas británicas, y especialmente los tanques, tuvieron dificultades para avanzar por las calles bloqueadas con escombros.

Un oficial británico que vio caer toneladas de bombas sobre Caen escribió: “Lo horrible era que, como soldado de infantería, uno pensaba: ‘¿Por qué demonios la están haciendo pedazos si será tan fácil ocuparla? “

La pregunta más importante que los generales israelíes probablemente hacen a Binyamin Netanyahu, como todos los comandantes sensatos en todas las guerras, es: ¿cuál es nuestro objetivo? Netanyahu tal vez diga: destruir a Hamás para siempre. Pero los expertos dudan que esto pueda lograrse sólo por la fuerza de las armas. Incluso voces en Estados Unidos, el aliado más firme de Israel, piden un componente diplomático en sus acciones militares.

El experto australiano en contrainsurgencia coronel David Kilcullen cita, en el último número de la revista estadounidense Foreign Affairs, el precedente del asalto estadounidense a Faluya en 2004. En aquella ocasión, la opinión mundial obligó a Washington a detener su ofensiva -en beneficio de los combatientes islamistas atrincherados en la ciudad iraquí- debido a los daños colaterales causados a la población civil.

Marines estadounidenses buscan casa por casa a combatientes islamistas en Faluya en 2004.

Una campaña terrestre en Gaza conlleva riesgos estratégicos. En medio de la guerra de la información de Hamás e Irán, la destrucción de propiedades, las bajas civiles y la expulsión de la población -probablemente pintada, en el mejor de los casos, como limpieza étnica…podría dañar la legitimidad moral de Israel.

Andrew Exum, ex funcionario del Pentágono de la administración Obama, recordó esta semana las espantosas bajas civiles en las operaciones para recapturar los bastiones urbanos del Isis de Mosul en Irak y Raqqa en Siria. “Los costes humanos (…) fueron asombrosos (…) al igual que Gaza, también Raqqa y Mosul son grandes zonas urbanas: evitar las bajas civiles a gran escala era imposible”.

Netanyahu está desesperado por recuperar su suerte personal de la enorme tragedia -el crimen histórico- que ha tenido lugar bajo su mandato. Casi nadie discute el derecho de su país a tomar represalias proporcionadas contra los terroristas de Hamás. Pero será difícil lograrlo únicamente por medios militares, en las devastadas calles de Gaza.

Copyright © 2023 ElCanillita.info / SalaStampa.Eu, servicio mundial de prensa

* 96 *