Press "Enter" to skip to content

¡Qué puercas desilusiones!

por Enrique Guillermo Avogadro
“Nuestra Patria no puede albergar a unos lobos políticos que han saqueado el país”..
Ryszard Kapuściński

Buenos Aires, 29/04/2023

Esta semana dejó dos fantasías fustradas: Alberto Fernández no tiró su renuncia sobre el escritorio de Cristina Fernández, y ésta aceptó que su centralidad ya es historia. El Presidente Caracol cedió el control del tablero de comando al Ministro Sergio Massa, que ya ocupa todo el horizonte y, humillado hasta la médula,soporta las trompadas discursivas que su propio espacio político no cesa de propinarle; ¿cuáles y cuán graves serán los secretos del aún Presidente que el kirchnerismo conserva y que le permiten extorsionarlo para evitar que abandone el cargo y tire por la cabeza a su Vice la responsabilidad final del naufragio?

El escuálido acto del jueves pasado sólo pudo realizarse en un teatro; ¿se requiere mayor confirmación de la incapacidad de La Cámpora y de algunos “barones” del Conurbano de convocar a las masas y llenar plazas y avenidas? No dijeron ‘presente’ los gobernadores ni muchos intendentes importantes que, en otras épocas, hubieran corrido a postrarse ante el altar de su diosa Cristina Kirchner. Lo lamentable fue que no aparecieran varios camiones celulares para transportar a tantos delincuentes facinerosos que ocupaban las principales butacas y las cámaras mostraban sin pudor.

En el escenario, la obra que se representó no cumplió con las expectativas de la militancia presente. Se suponía que, haciendo gala de su tradicional esquizofrenia, despotricaría contra el FMI, pero se limitó a reiterar sus viejos discursos en los que atribuyó al organismo la responsabilidad de la inflación pero, sobre todo, a ensalzar el ruinoso “desendeudamiento” que concretó su marido muerto obligándose, a una tasa sideralmente mayor, con su hoy compañero en el infierno, Hugo Cháves, con quien compartió el lucro –para ellos- del monumental negocio. La actitud suicida de Máximo Kirchner, que votó en contra del acuerdo con el FMI, no fue emulada por su madre, que es consciente de cuánto significa esa única tabla para la ilusoria salvación de su proyecto político.

En cambio, resultó patético que escogiera a Javier Milei como nuevo sparring. Sin nombrar a Domingo Cavallo, a quien criticó sin memoria, gratitud ni piedad, ni al líder de La Libertad Avanza, mostró su profunda preocupación ante la probabilidad de que su Frente de Nadie termine tercero en la carrera presidencial; si esto sucediera, el kirchnerismo habrá desaparecido como fuerza política, aunque logre conservar la Provincia de Buenos Aires como bunker para la resistencia violenta. Cabe preguntarse, de todas maneras, a qué se debió el furibundo ascensor con el que posicionó al líder libertario como principal contendiente electoral: ¿fue pánico genuino o mera especulación política, para hacer que le reste más votos a Juntos por el Cambio? En cualquier caso, Milei debería agradecerle tal deferencia.

Sus fieles se fueron con las manos vacías porque, pese a los insistentes cánticos que lo exigían, la autoproscripta jefa no se pronunció sobre una eventual candidatura suya a cargo alguno. La señora puede ser -de hecho, lo es- casi todo, pero no se la puede comprar por tonta y, si aspirara a un cargo ejecutivo (Presidente o Gobernador, por ejemplo), correría un enorme riesgo de perder y, de ese modo, quedar a la intemperie frente a los jueces; es inminente, y sumamente preocupante, la resolución de la Cámara de Casación que podría revocar el inaudito fallo de un Tribunal Oral que resolvió absolverla –junto a sus hijos y varios cómplices- sin realizar el juicio en la causa Hotesur-Los Sauces, en la que se investigó y probó la forma en que la familia Kirchner recibía los retornos de la obra pública.

Sergio Aceitoso Massa se ha transformado en el único candidato real del Frente de Locos, básicamente por la nulidad de los otros. Pero la realidad argentina y sus mercados, aún con el FMI jugando con nuestra camiseta para evitar que volvamos a caernos del mapa y, en el camino, arrastremos a muchos otros países o nos regalemos a China a cambio de peligrosas concesiones, difícilmente permitirá demasiadas fabulaciones presidenciales al Ministro de Economía. Es joven, es audaz pero no estúpido, sabe que tendrá nuevas oportunidades apoyado por el establishment prebendario y corrupto, experto en operar en “mercados regulados”, y no estará dispuesto a jugar tan promisorio futuro en una aventura con un final demasiado incierto.

Estuvo a nada de despeñarse cuando el dólar tocó $ 500 y, aunque retrocedió luego, nadie está dispuesto a jurar que la corrida haya terminado, o que cese la caída de depósitos en el sistema financiero. No quedan más que US$ 1.500 millones reales en el Banco Central, aptos para sólo una semana de importaciones y los diferentes cepos están provocando una recesión que ya golpea fuerte. Y abril es altamente probable que haya cerrado con una inflación superior al 8%, o sea, continúa la aceleración que, anualizada, llega al 150%.

Del famoso swap chino, restan sólo US$ 1.000 millones disponibles; con la incerteza que la generosidad y la paciencia del FMI habiliten el adelantamiento de los fondos previstos para el segundo semestre, como ruega Massa, porque además de la oposición de Alemania y Japón a seguir financiando nuestros disparates con el ahorro de sus ciudadanos, los funcionarios internacionales -Cristalina Georgieva incluida- estarían exponiéndose a sanciones graves a título personal.

Enrique Guillermo Avogadro

Copyright © 2023 ElCanillita.info / SalaStampa.Eu – All rights reserved


Ryszard Kapuściński
Pinsk, 4/03/1932 – Varsovia, 23/01/2007- fue un periodista, escritor y ensayista polaco.

Nacido en Pinsk (entonces parte de Polonia, ahora en Bielorrusia), tras estudiar en Varsovia trabajó hasta 1981 como corresponsal en el extranjero de la agencia de noticias polaca Pap. Envió correspondencia, entre otras cosas, de varios países africanos, de Irán, de la URSS, que fueron traducidas a muchos idiomas y publicadas en los principales periódicos del mundo. Su colega escritor-periodista Tiziano Terzani, el escritor colombiano Gabriel García Márquez y el chileno Luis Sepúlveda lo llamaron «Maestro».

Presenció 27 golpes y revoluciones, fue encarcelado 40 veces y escapó de cuatro sentencias de muerte. Durante el día reunió información para los despachos precisos que envió a Pap. Por la noche, escribía largos ensayos con referencias históricas, culturales y hasta fantásticas que iban mucho más allá de los detalles de los acontecimientos del día. Conoció a Patrice Lumumba en el Congo, a Ben Bella en Argelia, al Che Guevara en Cuba, a Idi Amin Dada en Uganda… Estuvo en Zanzíbar durante los disturbios de 1964, cubrió la guerra entre Honduras y El Salvador en 1970 (que él mismo bautizó “guerra del fútbol”) y estaba en el sur de Angola en 1975, cuando el país, habiéndose independizado de Portugal, entró en guerra civil y fue invadido por Sudáfrica.

Publicó su opinión sobre la profesión de periodista en 2000, en el libro “El cínico no sirve para esta profesión”: conversaciones sobre el buen periodismo. En 2003 volvió sobre el tema en su libro Autoportret reportera (Autorretrato de un reportero) publicado por Znak de Cracovia. En 2003 ganó el Premio Príncipe de Asturias en la categoría de Comunicación y Humanidades. En una entrevista de 2006 con la agencia de noticias británica Reuters, Kapuściński dijo que no escribía para lectores polacos o incluso europeos, sino “para aquellos en todas partes que, sin embargo, se sentían lo suficientemente jóvenes como para seguir sintiendo curiosidad por el mundo”.

Además del idioma polaco, hablaba con fluidez ruso, inglés, español, francés y portugués. Fue «profesor invitado» de las universidades de Bangalore, Bonn, Ciudad del Cabo, Caracas, Columbia, Harvard, Irkutsk, Londres, Madrid, México, San Sebastián, Temple University y Vancouver. También en 2006 recibió un doctorado honoris causa en traducción y mediación cultural en la Universidad de Udine y, en octubre del mismo año, pasó tres días en Italia como invitado del Centro por la Paz del Municipio de Bolzano; fue su última salida pública. Murió el 23 de enero de 2007 en Varsovia.

Copyright © 2023 ElCanillita.info – Editado por Guzzo Photos & Graphic Publications

* 159 *