Press "Enter" to skip to content

Boris Johnson se enfureció después de que Emmanuel Macron, no consideró Irlanda del Norte parte del UK

Boris Johnson se enfureció el sábado cuando Emmanuel Macron sugirió en las conversaciones de la cumbre del G7 que Irlanda del Norte no era parte del Reino Unido.

El Primer Ministro intentó explicar su frustración con el Protocolo de Irlanda del Norte preguntando a Macron qué haría si las salchichas de Toulouse no pudieran trasladarse a París, según una fuente del Gobierno británico.

El presidente francés habría replicado argumentando que la comparación no funcionaba porque París y Toulouse formaban parte del mismo país, sugiriendo incorrectamente que Irlanda del Norte no está dentro del Reino Unido.

El Sr. Johnson expresó su perplejidad por el comentario a sus ayudantes justo después de la reunión, y más tarde insinuó el comentario cuando dijo a Sky News que algunos líderes necesitaban meterse en la cabeza que el Reino Unido era un “país único”.

La supuesta metedura de pata salió a la luz tras las conversaciones mantenidas a primera hora de la mañana en Cornualles, en las que Johnson se reunió primero con Macron, luego con Angela Merkel, la canciller alemana, y después con Ursula von der Leyen, la presidenta de la Comisión Europea, y Charles Michel, el presidente del Consejo Europeo.

Lejos de provocar un avance en el enfrentamiento sobre los controles aduaneros en Irlanda del Norte, las reuniones bilaterales desencadenaron una oleada de críticas en los medios de comunicación de todas las partes.

Una fuente cercana a Macron afirmó que éste le dijo a Johnson que “tenía que haber un restablecimiento de la relación franco-británica”, pero sólo si “mantiene su palabra con los europeos”.

La Sra. Merkel dijo que estaba abierta a encontrar soluciones “pragmáticas” a la situación de Irlanda del Norte, pero que el protocolo en sí no podía ser renegociado.

Von der Leyen y Michel dijeron a Johnson que “hay que rebajar la retórica” sobre Irlanda del Norte y tuitearon: “Ambas partes deben aplicar lo que hemos acordado. Hay una completa unidad de la UE en esto”.

El Protocolo de Irlanda del Norte impone controles aduaneros a las mercancías que viajan desde Gran Bretaña a Irlanda del Norte para evitar una frontera dura en la isla de Irlanda.

El Sr. Johnson se plantea ahora activar el artículo 16 del protocolo, renunciando unilateralmente a elementos del acuerdo, en unas semanas.

El mes que viene está previsto que comiencen los controles aduaneros de las salchichas y otras carnes refrigeradas que entren en Irlanda del Norte desde Gran Bretaña, según los términos del Protocolo de Irlanda del Norte.

El Reino Unido amenaza con no introducirlos, ya que Downing Street teme que los controles de este y otros productos puedan socavar la integridad del Reino Unido y avivar las tensiones en Irlanda del Norte.

Una fuente del gobierno británico comentó la reunión: “El Primer Ministro le dijo al Sr. Macron: “¿Qué le parecería si los tribunales franceses le impidieran trasladar las salchichas de Toulouse a París?”.

“Él respondió que no era una buena comparación porque París y Toulouse son parte del mismo país.

“El Primer Ministro respondió: ‘Irlanda del Norte y Gran Bretaña también forman parte del mismo país’. Le llamó bastante la atención por ser bastante revelador de cómo ven el tema”.

Copyright © 2021 ElCanillita.info – PanPress.eu / SalaStampa.eu – All Rights Reserved

* 27 *