Press "Enter" to skip to content

Una vacuna Covid reduce la transmisión del virus

La vacunación anti covid-19 tambien se lleva a cabo en la Catedral de Salisbury

Los hallazgos ofrecen la esperanza de que las vacunas puedan evitar una tercera oleada de coronavirus este verano

Un solo pinchazo reduce la transmisión del Covid al 50%, según datos oficiales que el martes por la noche fueron calificados de “magníficos” por el Secretario de Sanidad de Inglaterra.

El avance ofrece una esperanza más de que las vacunas puedan controlar la pandemia y evitar una tercera oleada de coronavirus este verano.

El estudio de datos del mundo real realizado por Public Health England (PHE) hizo un seguimiento de 24.000 hogares en los que una persona se infectó con Covid, después de recibir un pinchazo, y los comparó con otros que no estaban vacunados.

Los estudios han demostrado que una dosis de la vacuna reduce la posibilidad de infección sintomática en dos tercios.

La nueva investigación muestra que incluso cuando las personas que habían recibido un pinchazo se infectaron, sus posibilidades de transmitir el Covid se redujeron drásticamente.

Los ciudadanos que recibieron la vacuna de Pfizer tienen el 49% menos de probabilidades de transmitir el virus a otros miembros de su familia, mientras que la transmisión se redujo en un 38% en el caso de quienes recibieron la vacuna de AstraZeneca.

Los científicos evaluarán ahora si dos dosis pueden reducir aún más la transmisión del virus.

Los resultados se produjeron cuando las muertes por Covid alcanzaron el nivel más bajo de los últimos seis meses, con un descenso del 97% desde el pico de la segunda oleada.

Matt Hancock, Secretario de Sanidad, dijo: “Se trata de una noticia estupenda: ya sabemos que las vacunas salvan vidas y este estudio es el dato más completo del mundo real, porque demuestra también que reducen la transmisión de este virus mortal.

“Refuerza aún más la prueba, que las vacunas son la mejor manera de salir de esta pandemia, ya que te protegen y pueden evitar que infectes a alguien de tu casa sin saberlo”.

El estudio incluyó más de 57.000 contactos de 24.000 hogares, en los que había un caso confirmado por el laboratorio que había recibido una vacuna, en comparación con casi un millón de contactos de casos no vacunados. Al inicio de la pandemia Covid, cuando la población no había sido vacunada, el 10% de los contactos domésticos se infectaron.

El martes, los ministros anunciaron que 13,2 millones de personas en el Reino Unido -más de una cuarta parte de los adultos- han recibido ya las dos dosis.

Mientras tanto, el despliegue de la vacuna entre los ciudadanos mayores de 40 años avanza.

El martes, el NHS (departamento de Sanidad) abrió las reservas para las personas de 42 y 43 años, en un intento de “gestionar la demanda” mientras los suministros son limitados.

A principios de este mes, el sitio web del NHS colapsó cuando se abrieron las reservas para las primeras dosis destinadas a quienes tienen entre 45 y 49 años, en un momento en el que la mayoría de las vacunas se utilizan para las segundas dosis.

Desde entonces, las autoridades han adoptado un enfoque más cauteloso, limitando más los grupos de edad.

Las últimas cifras indican que el martes se administraron 90.695 primeras dosis y 304.688 segundas.

Si el ritmo de las primeras dosis se mantuviera sin cambios, se necesitarían siete meses para administrar todas las primeras dosis a la población adulta.

Sin embargo, se espera que el suministro se incremente en las próximas semanas, con el optimismo de que una parte del grupo de 30 a 39 años pueda empezar a recibir las vacunas el próximo mes.

Las autoridades dijeron que el Gobierno sigue en camino de ofrecer la vacuna a todos los adultos a finales de julio.

Datos separados mostraron que una de cada tres personas ha sufrido efectos secundarios leves después de su primera inyección de AstraZeneca, junto con una de cada siete que recibieron la vacuna de Pfizer.

El dolor de cabeza, la fatiga y la sensibilidad fueron los síntomas más frecuentes, y la mayoría de los efectos alcanzaron su punto máximo en las 24 horas siguientes a la vacunación, con otras quejas como escalofríos y escalofríos, diarrea, fiebre, dolor articular o muscular y náuseas.

El estudio de 627.383 usuarios de la aplicación Zoe Covid Symptom Study, realizado por el King’s College de Londres, descubrió que los efectos secundarios de cualquiera de las dos vacunas eran más comunes entre los más jóvenes.

En total, el 46,9% de los menores de 55 años sufrieron efectos después de su primera inyección de AstraZeneca, en comparación con el 30,7% de los mayores. Entre los que recibieron la vacuna de Pfizer, el 20,7% de los menores de 55 años sufrieron efectos secundarios, en comparación con el 10,6% de los mayores de 55 años.

Los efectos secundarios también fueron más comunes entre las mujeres, ya que el 39% de las mujeres que recibieron la vacuna de AstraZeneca la sufrieron, en comparación con el 26% de los hombres. Y el 16,2% de las mujeres que recibieron la primera inyección de Pfizer sufrieron un efecto secundario, junto con el 9,3% de los hombres.

Las personas con un caso previo confirmado de Covid tenían entre dos y tres veces más probabilidades de sufrir efectos secundarios que los demás participantes en el estudio.

Y dos tercios de las personas a las que se les administró cualquiera de las dos inyecciones sintieron un efecto secundario “local”, como sensibilidad o dolor en el brazo inyectado.

Otro estudio reveló que la confianza del público en las vacunas ha aumentado, aunque las preferencias por la vacuna de AstraZeneca han disminuido, mientras que la de Pfizer es ahora más popular.

La encuesta realizada este mes a casi 5.000 adultos por la Universidad de Bristol y el King’s College de Londres reveló que el 81% cree que las vacunas son seguras, frente al 73% de finales del año pasado.

La Dra. Mary Ramsay, jefa de inmunización de PHE, dijo: “Las vacunas son vitales para ayudarnos a volver a la normalidad.

“Las vacunas no sólo reducen la gravedad de la enfermedad y evitan cientos de muertes cada día, sino que ahora vemos que también tienen un impacto adicional en la reducción de la posibilidad de transmitir Covid-19 a otros.

“Animo a cualquier persona a la que se le ofrezca una vacuna para que se la aplique lo antes posible”.

Nota de redacción: Cabe destacar, que hasta el momento, no hay mayor información sobre el tratamiento que deben seguir las personas que padecen de trombosis.

Copyright © 2021 PanPress.Eu / SalaStampa.Eu – ElCanillita.info – All Rights Reserved

* 29 *