Press "Enter" to skip to content

Más de 400 arrestos, tras el asalto al palacio del poder en Brasil

Partidarios de Bolsonaro asaltan edificios gubernamentales en la capital de Brasil

Más de 400 personas han sido detenidas a raíz del asalto perpetrado por simpatizantes del expresidente brasileño Jair Bolsonaro contra los edificios del poder en Brasilia, mientras se continúa trabajando para identificar a quienes participaron en el ataque.

Miles de ultras del expresidente de Brasil asaltaron ayer los edificios de las máximas instituciones del Estado en Brasilia en un allanamiento que recordó al de hace dos años en el Capitolio de Washington por parte de seguidores de Donald Trump.

Un ataque “vándalo y fascista” contra las instituciones democráticas, dijo visiblemente molesto el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, y aseguró que los “terroristas” serán “castigados de manera ejemplar”.

Sin embargo, su antecesor Bolsonaro condenó lo ocurrido: “Las manifestaciones pacíficas, según la ley, son parte de la democracia. Los saqueos e invasiones de edificios públicos como los de hoy, así como los practicados por la izquierda en 2013 y 2017, son ilegal”, dijo. Y rechazó las acusaciones, según dijo sin pruebas, que le atribuyó el nuevo presidente Inácio Lula da Silva: “A lo largo de mi mandato -subrayó- siempre he estado dentro del perímetro de la Constitución, respetando y defendiendo las leyes, la democracia , transparencia y nuestra sagrada libertad”.

Y mientras el presidente estadounidense, Joe Biden, ha condenado lo que llama “el asalto a la democracia y el traspaso pacífico del poder en Brasil”, asegurando el pleno apoyo de Washington, el jefe de Estado brasileño regresó a Brasilia, donde acudió para constatar el saqueo de la Casa Presidencial y la Corte Suprema por los partidarios de Bolsonaro. Inacio Lula da Silva, en el cargo desde hace apenas una semana, dijo anteriormente en un discurso desde el estado de São Paulo que su antecesor de extrema derecha había “animado” a “vándalos fascistas” a invadir lugares de poder en la capital.

Una firme condena de un ‘asalto a la democracia en Brasil’ provino de la presidenta de la Comisión de la UE, Ursula von der Leyen: “Es una gran preocupación para todos nosotros, defensores de la democracia”, escribió en Twitter. “Mi pleno apoyo al presidente Lula, quien fue elegido libre y justamente”.

Las autoridades brasileñas comenzaron esta mañana a evaluar los cuantiosos daños sufridos por el Palacio Presidencial, el Congreso y el Tribunal Supremo de Brasilia tras el asalto de ayer por parte de simpatizantes del expresidente. Después de varias horas de caos, la policía recuperó el control de edificios invadidos por cientos de manifestantes anti-Lula y arrestó a cientos de personas, según el ministro de Justicia y Seguridad, Flavio Dino. La zona había sido acordonada por las autoridades. Pero los bolsonaristas, muchos de ellos vestidos con las camisetas amarillas de la selección brasileña de fútbol, ​​símbolo del que se han apropiado los bolsonaristas, lograron romper los cordones de seguridad. Han causado daños considerables. Cuadros de valor incalculable resultaron dañados, según fotografías que circulan en las redes sociales. Y el juez de la Corte Suprema, Alexandre de Moraes, ordenó a las plataformas de redes sociales Facebook, Twitter y TikTok que bloqueen la propaganda golpista. Además, a pedido del Fiscal General de la Unión, ordenó a las empresas de telecomunicaciones mantener registros de conexión y geolocalización de los usuarios presentes en la Praça dos Três Poderes.

Los manifestantes bloquearon durante la noche carreteras y caminos federales en al menos cuatro estados. El estado de Mato Grosso es el más afectado por las protestas de los simpatizantes del expresidente Bolsonaro. Lo informa el sitio en línea de Folha de S.Paulo.

En Brasilia, en tanto, el Ejército ha impedido que la policía ingrese a la zona donde acampan muchos seguidores del expresidente que ayer atacaron y arrasaron el Parlamento, la sede del Gobierno y la Corte Suprema de Justicia. Según la página en línea del diario Folha de S. Paulo, los militares bloquearon el paso de los agentes que querían ingresar al área donde están acampados los perpetradores del ataque con tanquetas. Varios vehículos policiales, agregó el periódico, habían llegado a la entrada del área frente al cuartel general del ejército, pero fueron detenidos. Cabe recordar que el cuartel general del ejército está ubicado en el Sector Militar Urbano (MUS), zona de exclusiva responsabilidad militar.

El juez del Supremo Tribunal Federal Alexandre de Moraes ordenó la destitución del gobernador del Distrito Federal de Brasilia Ibaneis Rocha por un período de 90 días. La decisión se produjo tras la invasión de los edificios del Congreso, el Tribunal Federal y el Palacio do Planalto, sede de la Presidencia de la República de Brasil. Los medios brasileños lo informan. “La escalada violenta de hechos delictivos es una circunstancia que sólo puede darse con la anuencia, e incluso la participación efectiva, de las autoridades de seguridad pública e inteligencia correspondientes”, dijo Moraes.

Alexandre de Moraes dijo que el gobernador del Distrito Federal hizo caso omiso de todos los pedidos realizados por diversas autoridades para reforzar la seguridad. “Conducta engañosamente omisiva del gobernador Ibaneis Rocha, quien no solo hizo declaraciones públicas defendiendo una falsa ‘manifestación política libre en Brasilia’ -a pesar de que todas las redes sabían que se atacarían las instituciones y sus miembros- sino que también ignoró todos los llamados de las autoridades llevar a cabo un plan de seguridad similar a los implementados en los últimos dos años el 7 de septiembre, en particular, con la prohibición de ingreso de delincuentes terroristas a la explanada de los Ministerios, habiendo liberado amplios accesos”, dijo.

Copyright © 2022 ElCanillita.info / SalaStampa.Eu – Nota de transferir al dominio público