Press "Enter" to skip to content

Dimite el Ministro de la Sanidad de UK

Londres – Matt Hancock dimitió como secretario de Sanidad el sábado por la noche después de que los diputados tories empezaran a romper filas para pedirle públicamente que dimitiera por su “tóxica” infracción de las directrices de distanciamiento social para tener una aventura con su ayudante.

En una carta al Primer Ministro, Hancock admitió que había empezado a distraer la atención de la respuesta del Gobierno al Covid-19, y añadió: “Le debemos a la gente que ha sacrificado tanto en esta pandemia ser honestos, cuando les hemos defraudado como yo lo he hecho al incumplir las directrices”.

También publicó un vídeo en el que se disculpaba por su comportamiento.

El Sr. Hancock se aferró a su puesto durante casi 48 horas, después de que salieran a la luz unas imágenes suyas besando a Gina Coladangelo, en su despacho ministerial el 6 de Mayo, cuando las normas de distanciamiento social prohibían el contacto con miembros de otros hogares.

El Sr. Hancock habló con su esposa, Martha, el jueves por la noche, para decirle que la dejaba, poco antes de que se conociera la noticia de su aventura con la Sra. Coladangelo.

Un amigo del Sr. Hancock dijo: “Matt y Gina están enamorados. Empezó en Mayo, pero va en serio”.

Martha Hancock, permaneció en Londres el sábado mientras se creía que su marido se quedaba en Suffolk

Downing Street ha anunciado que Sajid Javid, el antiguo canciller, volvería a formar parte del Gobierno para sustituir a Hancock, evitando así la necesidad de una remodelación más amplia.

El nuevo Secretario de Sanidad podría comparecer en los Comunes tan pronto como el lunes para ofrecer una actualización sobre la prevista flexibilización de las restricciones de Covid-19.

También ha salido a la luz que la Sra. Coladangelo, que empezó a asesorar sin sueldo al Sr. Hancock durante su efímera campaña de liderazgo del Partido Conservador en 2019, dejaba de ser directora no ejecutiva del Departamento de Salud y Atención Social.

La Sra. Colandangelo fue pagada para asesorar al Sr. Hancock durante la pandemia de Covid-19

Fuentes cercanas al Secretario de Sanidad afirman que el asunto comenzó en Mayo, pero el Sr. Hancock se ha negado a confirmar oficialmente que no infringió las normas en otras ocasiones.

Rebelión de los diputados

Su dimisión fue anunciada por el No 10 mientras Boris Johnson se enfrentaba a una revuelta abierta por su negativa a tomar medidas él mismo.

Anteriormente, algunas fuentes habían declarado que Sir Graham Brady, presidente el comité 1922 de los backbenchers (legisladores que no tienen cargo de gobierno en el sistema parlamentario de Westminster), se había preparado para decirle al Chief Whip (administrador el sistema que trata de asegurar que los miembros del partido asistan y voten como desea la dirección del partido) que el Secretario de Sanidad debía irse. Los backbenchers tories bombardearon a los whips con mensajes, exigiendo que Johnson despidiera a Hancock.

El Sr. Johnson dijo que “lamentaba” recibir la dimisión del Sr. Hancock, y una fuente del No 10 dijo: “Esta fue la decisión de Matt”.

En una carta al Sr. Johnson, el Sr. Hancock dijo: “Le escribo para dimitir como Secretario de Estado de Sanidad y Asistencia Social. Hemos trabajado mucho como país para luchar contra la pandemia. Lo último que querría es que mi vida privada distrajera la atención del enfoque único que nos está llevando a salir de esta crisis”.

“Quiero reiterar mis disculpas por haber roto las directrices, y pedir perdón a mi familia y a mis seres queridos por haberles hecho pasar por esto. También necesito [estar] con mis hijos en este momento.

“Le debemos a la gente que ha sacrificado tanto en esta pandemia ser honestos cuando les hemos defraudado como yo lo he hecho al incumplir las orientaciones”.

Se comprometió a “apoyarles en todo lo que pueda desde los bancos de atrás” (backbencher), y añadió: “Me gustaría agradecerle su apoyo incondicional”.

Y añadió: “Deberíais estar inmensamente orgullosos de vuestro servicio. Os agradezco vuestro apoyo y creo que vuestra contribución al servicio público está lejos de terminar.”

En respuesta al nombramiento de Javid, Dominic Cummings, antiguo asesor jefe de Johnson, dijo que el ex canciller sería “terrible para el NHS” e incluso afirmó que “engañó” a Johnson “para que despidiera a Saj” el año pasado.

Sin embargo, Johnson insinuó que Hancock podría volver a desempeñar un papel de alto nivel en el gobierno en el futuro, diciendo que su “contribución al servicio público está lejos de terminar”.

Una fuente del gobierno dijo: “Tenía que irse. No era creíble que pudiera aguantar el resto de la pandemia, ya que todavía tenemos restricciones. Habría salido a relucir cada vez que un ministro estuviera en la televisión o en los Comunes”.

Cero apoyo a Hancock

La fuente dijo que el Sr. Hancock tenía “absolutamente cero apoyo en el partido”, una afirmación confirmada por la ausencia de cualquier mensaje público de apoyo de los colegas el sábado, en contraste con la reacción cuando Dominic Cummings, el ex ayudante principal del Primer Ministro, rompió las reglas de bloqueo el año pasado.

Un ex ministro dijo que la posición de Hancock se había vuelto claramente “completamente insostenible”.

“En todo caso, creo que es peor que el episodio de Cummings, porque aquí tenemos al propio ministro del Gabinete que supervisa los cierres haciendo alegremente lo que le dice a todos los demás que no deben hacer”, dijo el diputado.

Y añadió: “Hoy se ha puesto en contacto conmigo un elector que me ha dicho que estaba absolutamente furioso porque su hijo quería casarse y a él y a su pareja les preocupaba tener que enfrentarse a una multa de 10.000 libras si no cumplían con el distanciamiento social en su boda, y ahí estaba el Secretario de Estado comportándose de esta manera”.

La asesora en el centro del asunto está en estado de shock

Los informes de The Sun del sábado sugieren que el Sr. Hancock y la Sra. Coladangelo fueron vistos en un “segundo apretón de manos” en su oficina la semana pasada. El periódico también informó que tuvieron una “cena íntima” dos semanas después del beso del 6 de Mayo, que se vio en las imágenes filtradas.

Un amigo cercano dijo que la Sra. Coladangelo estaba “en shock”. Se cree que viajó a la casa de su padre en Cambridgeshire.

El amigo, hablando desde su casa, dijo: “Es duro. Gina no está especialmente contenta. No quiere hablar con nadie, es demasiado pronto. Es un shock para todos nosotros, amigos y familiares”.

La dimisión de Hancock se produjo después de que tres diputados conservadores rompieran filas para pedirle públicamente que dimitiera, con Duncan Baker, miembro de la entrada de 2019, declarando: “Las personas que ocupan altos cargos públicos y grandes puestos de responsabilidad, deberían actuar con… la moral y la ética adecuadas”.

Un cuarto diputado, William Wragg, presidente de la comisión de administración pública, dijo que las acciones de Hancock ponían de manifiesto cómo la normativa Covid había “creado un mundo distópico de denuncia, señalamiento e hipocresía”. Añadió que “la revolución siempre consume a los suyos”.

Se dice que decenas de diputados han enviado mensajes privados a los jefes de partido advirtiéndoles de que la posición de Hancock se ha vuelto insostenible, antes de la reunión prevista para el lunes. Una fuente del gobierno dijo: “Ha habido una enorme pérdida de credibilidad”.

El partido corría el riesgo de convertirse en el hazmerreír si Hancock se quedaba

Sir Graham se había preparado para transmitir las demandas de los diputados a Mark Spencer, el jefe de la bancada, en una reunión prevista para el miércoles si Hancock no renunciaba antes.

Además de los llamamientos públicos para que el Sr. Hancock renuncie, una serie de diputados tories han declarado que han enviado mensajes a los jefes de filas exigiendo que el Sr. Hancock renuncie o sea despedido por este asunto. Los diputados temían que Hancock hubiera perdido su “autoridad” para pronunciarse públicamente sobre las restricciones de Covid-19.

La fuente cercana a la ejecutiva de la comisión 1922 dijo que las preocupaciones de muchos backbenchers “se reducen a la cuestión de la credibilidad y la autoridad para hablar de lo que no debemos hacer. Ese es su problema”. La fuente añadió: “No se puede decir que una norma es para ti y otra para mí. Eso es tóxico para el Gobierno”.

Se esperaba que el secretario de Sanidad hiciera una declaración en los Comunes el lunes para ofrecer una actualización de los planes para levantar las restricciones, antes de la fase de revisión de dos semanas de la prórroga de un mes anunciada el mes pasado. También se esperaba que los laboristas solicitaran una pregunta urgente en los Comunes sobre el asunto del Sr. Hancock y las cuestiones planteadas por su nombramiento de la Sra. Coladangelo como directora no ejecutiva en el Departamento de Salud.

Pero si el Sr. Hancock compareciera en el Despacho, un diputado predijo que “el silencio de los conservadores” habría sido “ensordecedor”, en contraste con los habituales vítores de apoyo ofrecidos a un ministro bajo presión de los partidos de la oposición.

Un miembro de la entrada de diputados tories en 2019 dijo el sábado por la noche: “En las últimas 24 horas, hemos visto un verdadero repunte en la correspondencia de las circunscripciones al respecto”.

“Lo que más me echan en cara es que al principio, las familias no pudieron ni siquiera celebrar un funeral por sus seres queridos que murieron a causa de Covid. Tengo electores a los que se les cerraron las puertas del crematorio”.

Otro diputado dijo que cuando el Sr. Hancock “se levantara en la siguiente rueda de prensa sobre Covid”, la gente “se reiría de él, francamente”.

Numerosos científicos, incluidos los académicos que asesoran al Gobierno, dijeron que el asunto perjudicaría la aceptación pública de las normas de distanciamiento social.

El Dr. Nilu Ahmed, científico del comportamiento de la Universidad de Bristol, dijo: “Es casi seguro que ha hecho mella en la confianza del público”. Y añadió: “Creo que más que nada ha provocado una mayor sensación de desánimo y desmoralización”.

La asociación conservadora local del Sr. Hancock en Suffolk Occidental dijo que seguía teniendo su “pleno apoyo” como su diputado.

Copyright © 2021 ElCanillita.info / Ruben Guzzo – PressCard 59120, ODG – Roma – PanPress.eu / SalaStampa.eu