Press "Enter" to skip to content

78 sacerdotes fueron masacrados en Tigray, Etiopia

Iglesia de Santa María de Sion

Al menos 78 sacerdotes fueron “masacrados” en una zona de Tigray, según una carta oficial de la Iglesia.

La carta, dirigida al Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Etíope, dice que sacerdotes, diáconos, coristas y monjes han sido masacrados en los últimos cinco meses.

Media docena de supervivientes han confirmado la noticia y afirmaron que tanto los soldados del ejército nacional etíope como las tropas eritreas se adentraron en sus espacios a lo largo del sureste de Tigray y los mataron a tiros.

Etiopía está sumida en una terrible guerra civil desde que el 4 de noviembre el Primer Ministro de Etiopia y Premio Nobel de la Paz Abiy Ahmed, envió a su ejército nacional a la montañosa región norteña de Tigray para derrocar al poderoso gobierno regional de la zona.

La noticia llega varios días después de que se sacara del país un vídeo en el que se ve al Patriarca de la Iglesia Ortodoxa de Etiopía, Abune Mathias, condenando lo que él llama un “genocidio” que el Estado etíope está cometiendo contra el pueblo de etnia tigray.

El conflicto ha desencadenado una enorme crisis humanitaria de la que no se han librado ni los sacerdotes ni los lugares de culto.

Monasterios y mezquitas centenarios, como el monasterio fortificado de Debre Damo, del siglo VI, y Al-Nejashi, la primera mezquita de África, han sido saqueados y bombardeados por las tropas eritreas aliadas del gobierno de Etiopía en Addis Abeba.

La carta sellada fue enviada el 15 de abril y detalla el número de clérigos asesinados en los últimos cinco meses en las administraciones eclesiásticas.

Sacerdotes que sobrevivieron a los asesinatos manifestaron que el número de clérigos muertos podría ser mucho mayor que 78.

Gergera Maryam, Adi’Zeban Karagiorgis, Kidanemihret Bosa, Taksa y el monasterio de Da Abune Ayzgi son algunas de las iglesias en las que fueron masacrados los eclesiásticos, según los testigos.

Kahsay y su hijo diácono Halfom huyeron de sus casas a las montañas cercanas de Seharti tras recibir la noticia de que las tropas eritreas y etíopes estaban asaltando las iglesias.

Tres testigos declararon que los soldados etíopes y eritreos tienen como objetivo específico estos días de celebración, para ejecutar a los miembros de la iglesia.

Hadera, un viejo sacerdote, sobrevivió a una masacre en la iglesia de Gergera Da Mariam y dice que ha habido varios asesinatos y masacres desde principios de diciembre de 2020.

Algunos medios se han puesto en contacto con el ministro de Información de Eritrea, Yemane Gebremeskel, y con la portavoz de la oficina del primer ministro etíope, Billene Seyoum, para pedirles un comentario. Ninguno de los dos había respondido al cierre de esta edición.

PanPress.eu / SalaStampa.eu – ElCanillita.info -Derechos reservados

* 33 *