Press "Enter" to skip to content

Boris Johnson planea gastar miles de millones en Escocia para salvar la Unión

El rey Enrique V en la batalla de Azincourt, en el día de San Crispín concluyó con una victoria inglesa contra un ejército francés más grande en la Guerra de los Cien Años.
Cuadro de John Gilbert (1817–1897)

Boris Johnson planea gastar miles de millones de libras en nuevas conexiones de carretera y ferrocarril y en tratar a pacientes escoceses en camas del NHS (Servicio Nacional de Salud inglés), en una contraofensiva desesperada contra la Primer Ministro de Escocia, Nicola Sturgeon.

La estrategia para salvar la Unión, que se dará a conocer días después de un temido derrumbe del SNP (Scottish National Party) esta semana, ofrecerá intercambios de estudiantes entre las naciones del Reino Unido y mostrará cómo se ordenan los diplomáticos que expongan los argumentos contra la independencia de Escocia en las capitales extranjeras.

También se ha ordenado a los abogados de Whitehall que afinen sus plumas para luchar en los tribunales contra cualquier intento del SNP de convocar un referéndum sin el consentimiento del Gobierno del Reino Unido, entre los temores de que los nacionalistas escocéses puedan obtener una mayoría en el Parlamento esta semana.

La libra podría sufrir un revolcón si el partido que apoya la independencia de Escocia consigue una victoria fulminante en las elecciones de éste jueves.

Johnson presidirá en los próximos dias una reunión en Downing Street con los ministros Michael Gove y Rishi Sunak, junto con los secretarios de Estado de Escocia, Gales e Irlanda del Norte, para ultimar su plan de respuesta intergubernamental en la votación.

Aunque se espera que los tories obtengan buenos resultados en las elecciones locales inglesas, e incluso consigan una victoria histórica sobre los laboristas en las elecciones parciales de Hartlepool, se teme que el SNP en Escocia y el Plaid Cymru en Gales obtengan grandes beneficios.

Es posible que el SNP pueda lanzar inmediatamente una oferta de independencia

Durante el fin de semana, varios ministros del Gabinete y altos cargos cercanos a Johnson expresaron en privado grande temor, ante la perspectiva de una gran victoria de la Sra. Sturgeon, y que pueda intentar ordenar un nuevo referéndum de independencia tan pronto como se anuncie el resultado.

Una fuente de alto nivel dijo que el resultado probablemente sería “dañoso y horrible” en Escocia.

Un ministro manifestó que el SNP consideraba la votación como “un referéndum sobre un referéndum”. No hay lugar para la complacencia, “estamos en una lucha sin cuartel”.

Otro ministro del Gabinete abogó en privado por votar a otros partidos unionistas distintos de los conservadores, para alejar la amenaza del SNP. Afirmó que la gente debería “votar a los partidos que salvarán la Unión para evitar que Escocia entre en el caos de la incertidumbre económica, en un momento en el que es necesario volver a construir mejor, más aún bajo la influencia del Covid”.

Se espera que el SNP no consiga la mayoría de los votos y se frenen las peticiones de un segundo referéndum de independencia.

La Oficina del Gabinete, en colaboración con los ministros a cargo de las regiones descentralizadas del Reino Unido, ha estado trabajando en planes para fortalecer la Unión.

Actualmente, la estrategia consiste en descargarse de una victoria del SNP y centrarse en la lucha contra la pandemia, no blandiendo lo que un ministro describió como un “puño de fuerza”.

Se invertirán miles de millones de esterlinas en ferrocarriles y carreteras

El proyecto utilizará los poderes otorgados a Londres en la Ley de Mercado Interior del Reino Unido para invertir miles de millones de libras en carreteras, ferrocarriles y otras infraestructuras de transporte.

Es probable que una “revisión de la conectividad de la Unión” realizada por Sir Peter Hendy, presidente de Network Rail, que se publicará en julio, recomiende una mayor capacidad y mejores tiempos de viaje en tren, entre Inglaterra y Escocia, así como importantes mejoras en la autopista A1.

También que mejoren las conexiones de los pasajeros que viajan a Escocia y el norte de Gales, para lo cual se recomendará mejores conexiones ferroviarias entre Inglaterra y el norte de Escocia.

El Grupo Hendy evaluará la viabilidad de un “enlace fijo” -un puente o, más probablemente, un túnel- entre Escocia e Irlanda del Norte.

En el marco de este enfoque intergubernamental, Dominic Raab, Ministro de Asuntos Exteriores, ha ordenado a los diplomáticos que defiendan al Reino Unido en el extranjero.

Los ministros también están estudiando la posibilidad de utilizar el nuevo plan Turing -que sustituyó al programa Erasmus de la Unión Europea- para pagar los estudios de los alumnos en distintas partes del Reino Unido.

El secretario de Sanidad, Matt Hancock, está trabajando en planes para ayudar al NHS de Escocia a hacer frente al retraso causado por la crisis de Covid mediante el tratamiento de pacientes en hospitales ingleses.

Copyright © 2021 ElCanillita.info – PanPress.Eu / SalaStampa.Eu – All Rights Reserved

* 71 *