Press "Enter" to skip to content

Manifestantes de Hong Kong que huyeron en una lancha son juzgados en Shenzhen, China.

Diplomáticos de los Estados Unidos, Gran Bretaña, Australia, Canadá, Portugal y los Países Bajos esperan fuera del Tribunal Popular del Distrito de Yantian, donde 12 activistas pro-democracia de Hong Kong que fueron arrestados en agosto pasado cuando trataban de huir de Hong Kong a Taiwán en barco, serán juzgados en la ciudad sudoriental china de Shenzhen, al otro lado de la frontera de Hong Kong, el 28 de diciembre de 2020.
Foto: Radio Free Asia

Un grupo adherido dice que las familias no recibieron suficiente aviso para asistir al juicio debido a los requisitos de cuarentena.

Diez de los 12 manifestantes de Hong Kong arrestados cuando intentaban huir de la ciudad hacia la isla democrática de Taiwán, fueron juzgados el lunes en un tribunal de la ciudad de Shenzhen, en el sur de China, por cargos relacionados con el cruce ilegal de la frontera.

En la tarde del 28 de diciembre, este tribunal celebró un juicio público de acuerdo con la ley en el caso del cruce ilegal de la frontera, dijo el Tribunal Popular del Distrito de Yantian en una declaración publicada en su cuenta oficial en la plataforma de medios sociales de Weibo.

Los activistas de Hong Kong Quinn Moon y Tang Kai-yin fueron juzgados por organizar un cruce fronterizo ilegal”, lo que conlleva una pena máxima de siete años de prisión, y Li Tsz-yin; Andy Li, Wong Wai-yin y Kok Tsz-lun fueron juzgados por cruzar ilegalmente una frontera.

Otros dos detenidos también fueron procesados por la Fiscalía Popular del Distrito de Yantian, pero sus juicios se celebrarán a puerta cerrada porque son menores de 18 años, dijo la fiscalía a principios de este mes.

El tribunal escuchó el caso del fiscal de la fiscalía y los argumentos de la defensa de los abogados de los acusados”, dice la declaración del tribunal. La sentencia se dictará en una fecha posterior.

Dijo que al juicio asistieron diputados del Congreso del Pueblo de Hong Kong y Shenzhen, miembros de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CPPCC) del Partido Comunista Chino en el poder, periodistas y familiares de los acusados.

Sin embargo, los familiares de los acusados dijeron a los medios de comunicación de Hong Kong que no se les había avisado con suficiente antelación para asistir al juicio, teniendo en cuenta el requisito de 14 días de cuarentena para los residentes de Hong Kong que viajen al resto de China.

Negaron el acceso a las familias, a los abogados, periodistas y diplomáticos.

El grupo asociado Save 12 Hong Kong Youths dijo que a las familias de los parientes, abogados, periodistas y diplomáticos se les negó el acceso al juicio alegando que la sala estaba llena, lo que hizo que la audiencia fuera efectivamente un juicio secreto, informó la emisora gubernamental RTHK.

Independientemente del desarrollo futuro del caso, los derechos básicos de los 12 hongkoneses ya han sido privados por las autoridades chinas, citó el grupo.

El injusto proceso judicial es evidencia de una obvia y draconiana persecución política, dijo, y pidió el pronto retorno de los detenidos a Hong Kong.

La seguridad era estricta fuera de los edificios del tribunal, con un muro de barreras de tráfico de dos metros de alto que rodeaba el acceso a las puertas.

Vehículos policiales y coches blindados patrullaban el distrito, con las puertas del tribunal bajo una fuerte vigilancia policial.

Un miembro de la familia de un acusado dijo que había recibido una notificación de un enlace de vídeo de un abogado defensor designado por las autoridades, pero que el juicio no se mostraba en el horario en directo del tribunal.

Varios familiares dijeron en una conferencia de prensa en Hong Kong que, sin embargo, no habían recibido ninguna advertencia previa de que el juicio se celebraría cuando lo hiciera.

Se suponía que debíamos obtener la aprobación previa del juez para asistir al juicio, pero el abogado nombrado oficialmente fue evasivo y ni siquiera nos dijo el nombre del juez”, dijo un pariente.

No he visto a mi hijo por tanto tiempo, y espero que esto no dure mucho más.

Los asientos están ahora llenos

Un empleado que respondió al teléfono en el Tribunal Popular del Distrito de Yantian dijo a RFA: “El juicio se llevó a cabo públicamente de acuerdo con la ley, pero no hubo transmisión en vivo del juicio”.

Debería ser posible asistir, pero todos los asientos están ahora llenos.

Un abogado defensor contratado por una de las familias, pero al que se le negó el permiso para visitar a su cliente en el Centro de Detención de Yantian donde los 12 están detenidos, dijo que todo el proceso era un juicio espectáculo.

Todo el juicio fue completamente un show para mostrar, sin contrainterrogatorio y sin defensa real, dijo el abogado, citando a los funcionarios extranjeros que habían asistido.

Utilizaron un juicio espectáculo de alta calidad para dar la impresión que querían dar mientras cortaban el flujo de información, dijo el abogado.

Dijo que los acusados de cruzar ilegalmente una frontera probablemente recibirían sentencias ligeras comparadas con Tang Kai-yin y Quinn Moon.

El abogado penalista de Pekín, Zhang Dongshuo, dijo que el destino de los dos menores sospechosos estaba menos claro, ya que podían ser retenidos bajo supervisión en ausencia de cualquier mecanismo de cooperación judicial para su regreso a Hong Kong.

Un portavoz de la Embajada de los Estados Unidos pidió la liberación inmediata de los detenidos.

El llamado ‘crimen’ fue huir de la tiranía, dijo el portavoz. La China comunista no se detendrá ante nada para impedir que su pueblo busque la libertad en otro lugar.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China acusó a los EE.UU. de interferir en los asuntos internos y la soberanía judicial de China.

El South China Morning Post informó el domingo que la policía de Hong Kong está buscando a unas 30 personas que están en el extranjero bajo sospecha de violaciones de la ley de seguridad nacional, incluyendo a los ex-legisladores auto-exiliados Ted Hui y Sixtus Baggio Leung.

El diario editado en inglés citó a un informante de la policía diciendo que la mayoría de ellos están ahora en Europa, los Estados Unidos y Taiwán, y son una mezcla de activistas en el extranjero y de los que habían emigrado legalmente antes o después de la promulgación de la ley de seguridad nacional el 30 de junio.

Reportado por Gao Feng para los servicios de la RFA. Traducido y editado por Rubén Guzzo.
© 2020 SalaStampa.Eu affiliate with USAGM / BBG Copyright © 1998-2020, RFA. Reprinted by ElCanillita.Info with the permission of Radio Free Asia, 2025 M St. NW, Suite 300, Washington DC 20036

* 59 *