Press "Enter" to skip to content

Cuatro años de prisión a una periodista china que informó sobre la pandemia de Wuhan

Un activista a favor de la democracia, sostiene carteles con la foto de la periodista china Zhang Zhan (foto izquierda) frente a la oficina de enlace del gobierno central chino, en Hong Kong, el lunes 28 de diciembre 2020.
Zhang (foto derecha) compareció ante el tribunal hoy día en silla de ruedas después de haber sido alimentada por la fuerza durante una huelga de hambre en el centro de detención del nuevo distrito de Pudong. AP / RFA

Un tribunal de Shangai ha condenado a cuatro años de prisión a una periodista que informó sobre la pandemia de coronavirus que surgió en diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan, en el centro de China.

Zhang Zhan, compareció en el tribunal en una silla de ruedas después de haber sido alimentada por la fuerza durante una huelga de hambre en el Centro de Detención del Nuevo Distrito de Pudong, fue encarcelada éste lunes por un Tribunal, que la declaró culpable de buscar disputas y provocar problemas, cargo que se utiliza frecuentemente para atacar a los críticos del Partido gobernante Comunista Chino (PCCh).

Zhang comenzó a llorar cuando escuchó la sentencia, al igual que su madre cuando habló con los periodistas después del juicio.

“Le dieron cuatro años, lo cual fue totalmente inhumano”, dijo la madre de Zhang, que sólo dio el apellido Shao a RFA después del juicio.

Estaba sentada frente al juez y nosotros estábamos sentados detrás de ella, así que no podíamos ver su cara… pero la vimos secándose las lágrimas”, dijo Shao. “Estaba tan, tan flaca.

Entonces el juez dijo: ‘Llévense a la criminal’, y la empujaron en su silla de ruedas”, dijo. “No sé cómo pueden soportar hacer algo tan cruel.

La seguridad era estricta fuera de los edificios del tribunal, con la policía estableciendo un cordón alrededor de las puertas y obligando a los periodistas y transeúntes a retroceder, la prensa tomó fotos de la escena.

“Cuando salí, había muchos policías alrededor de las puertas”, dijo Shao. “No sé lo que pasó… pero le dijeron al abogado [Li Dawei] que se fuera”.

Alimentada por la fuerza con un tubo nasal

Repetidas reclamos de los abogados defensores de Zhang, Zhang Keke y Ren Quanniu, no fueron respondidos después del juicio.

Zhang Keke había publicado previamente en los medios sociales que Ren estaba sorprendido por lo delgada que estaba Zhang Zhan durante la última visita a su cliente.

En la acusación, a Zhang Zhan le fue imputado “publicar información falsa” en las plataformas de medios sociales extranjeros Twitter y YouTube y de dar entrevistas a organizaciones de noticias extranjeras.

Zhang, de 37 años, empezó a rechazar comida durante la detención en junio, y Radio Free Asia informó en septiembre que estaba siendo alimentada por la fuerza mediante un tubo nasal.

También se ha resistido a la presión de la policía para que “confiese” los cargos que se le imputan.

Zhang está acusada de “fabricar” dos artículos en su reportaje de Wuhan.

El primero fue un informe sobre los ciudadanos de Wuhan, que fueron forzados a pagar una cuota para hacerse pruebas de ácido nucleico para COVID-19, y en el segundo reportó que los residentes confinados en sus casas durante uno de los bloqueos, recibieron vegetales podridos enviados por el comité del vecindario.

Zhang dijo que admitió todos los hechos materiales del caso, pero se negó a declararse culpable de los cargos, diciendo que la información que publicó no era falsa.

Parece que quieren que muera

Sus abogados defensores argumentaron que ella había visitado personalmente las comunidades cercanas a la estación de tren de Wuhan, así como las farmacias y supermercados en otros distritos, donde había entrevistado residentes de Wuhan, y adquirió la información en los puestos y de primera mano.

Shao dijo que había declinado las entrevistas con los medios de comunicación desde el arresto de su hija bajo presión de la policía, con la esperanza de una sentencia más indulgente.

“Creo que fui engañada, porque de todos modos terminaron dándole una dura sentencia, lo cual no esperaba”, dijo Shao.

“Parece que quieren que muera, porque saben de su condición física”, dijo.

Otros informes de la escena reportan que la policía detuvo e interrogó a representantes de los medios de comunicación británicos y japoneses, mientras una multitud de partidarios de Zhang se reunían fuera de los edificios del tribunal.

El abogado de derechos de Sichuan, Li Dawei, dijo que había viajado desde su ciudad con la esperanza de que se le permitiera sentarse en la sala del tribunal como observador, pero no tuvo éxito.

“Tenía la esperanza de sentarme como observador, pero no me lo permitieron”, dijo. “Dijeron que el juez debia autorizar previamente que los observadores se sentaran cerca de un imputado”.

El activista de derechos con sede en Shangai Shen Yanqiu dijo que la policía había estado apostada en todas las salidas alrededor del metro, y que estaban deteniendo a activistas conocidos.

“Había policías uniformados y de civil en las puertas del tribunal y en todas las salidas del metro”, dijo Shen a RFA.

He Jiawei, un residente de la ciudad de Zhuzhou en la provincia de Hunan, fue detenido por la policía en la comisaría de Century Square, y también se detuvo a los reporteros.

Reportado por Qiao Long y Man Hoi Yan para los servicios de RFA. Traducido y editado por Ruben Guzzo
© 2020 SalaStampa.Eu affiliate with USAGM / BBG Copyright © 1998-2020, RFA. Reprinted by ElCanillita.Info with the permission of Radio Free Asia, 2025 M St. NW, Suite 300, Washington DC 20036

* 101 *