Press "Enter" to skip to content

Jair Bolsonaro se niega a conceder las elecciones en Brasil pero acepta renunciar

Miércoles, 02 de noviembre de 2022

El presidente Bolsonaro ha roto dos días de silencio tras perder unas elecciones muy reñidas frente a su rival de izquierdas, Luiz Inácio Lula da Silva.

En declaraciones a periodistas y diplomáticos en el palacio presidencial de Brasilia, un sombrío Bolsonaro no reconoció la derrota, pero sí dijo que obedecería la Constitución. Su jefe de gabinete dijo más tarde que se produciría una transición de poder.

“Siempre he jugado dentro de los límites de la Constitución”, dijo el líder de traje gris en su discurso de dos minutos.

Se refirió a los cortes de carretera organizados por sus partidarios, que han paralizado gran parte del país desde las elecciones del domingo, describiéndolos como “el resultado de la indignación y el sentimiento de injusticia por la forma en que se desarrolló el proceso electoral”. Añadió: “Las manifestaciones pacíficas serán siempre bienvenidas”, pero criticó los comportamientos que restringen “el derecho a ir y venir”.

Tras su salida, Ciro Nogueira, su jefe de gabinete, subió al estrado. “El presidente Bolsonaro me ha autorizado, cuando lo solicite, con base en la ley, a iniciar el proceso de transición”, dijo.

La cuarta democracia más grande del mundo ha enfrentado el caos desde la elección, con miles de camioneros que apoyan al presidente y creen que fue el ganador legítimo bloqueando las carreteras. La principal autopista que une Río de Janeiro con la capital financiera, Sao Paulo, estuvo cerrada durante un tiempo y las cadenas de supermercados dijeron que el suministro de alimentos estaba empezando a verse afectado.

Ayer, las tropas y las fuerzas de defensa civil despejaron varios de los bloqueos en cumplimiento de una orden del Tribunal Supremo. Se amenazó a quien siguiera obstruyendo el tráfico con una multa de 100.000 reales brasileños (19.700 euros) por vehículo y hora. Tanto en Río de Janeiro como en Sao Paulo se vio a funcionarios de la guardia civil desalojando a los manifestantes, en algunos casos dirigiendo gas pimienta directamente a las caras de quienes se negaban a moverse.

Lula, el presidente electo, se ha enfrentado a nuevas críticas por las declaraciones que hizo en Mayo de que los dirigentes de Kiev y el presidente Putin compartían la misma responsabilidad por la guerra en Ucrania.

Simpatizantes de Bolsonaro bloquean la carretera BR-251 durante una protesta contra el presidente electo

“Este tipo [Zelensky] es tan responsable como Putin de la guerra”, dijo a la revista Time. “De acuerdo, fue un buen comediante. Pero no hagamos la guerra para que aparezcas en la televisión”. También apuntó al presidente Biden, con quien ha hablado desde la noche de las elecciones. Dijo: “Estados Unidos tiene mucho peso político. Y Biden podría haber evitado la guerra, no haberla incitado”.

Brasil, que es miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y lo seguirá siendo tras la toma de posesión de Lula el 1 de Enero, ha adoptado oficialmente una posición neutral sobre Ucrania bajo el mandato de Bolsonaro.

Antes de su discurso a la nación, los medios de comunicación brasileños informaron de que Bolsonaro había pedido reunirse con todos los miembros del Tribunal Supremo, posiblemente para discutir su inmunidad de cualquier juicio después de que deje el cargo. Los jueces dijeron que no se reunirían con él hasta que hubiera aceptado los resultados de las elecciones.

El normalmente ampuloso líder fue descrito como “triste y pasando largos períodos en silencio” en los días posteriores a la votación del domingo, la primera que perdió en su carrera política.

Los partidarios de Bolsonaro también bloquearon la carretera BR-060

Por ley, la administración saliente debe organizar un traspaso formal inmediatamente después de la votación, y el presidente electo puede crear un equipo para reunirse con funcionarios e intercambiar información con la administración saliente. El presidente en funciones sigue siendo el comandante en jefe de las fuerzas armadas hasta Enero y tiene el control de la policía. Se cree que la cúpula del ejército está decidida a mantenerse políticamente neutral, pero ha habido indicios de apoyo partidista por parte de la policía, incluida cierta falta de voluntad para disolver los cortes de carretera posteriores a las elecciones.

En el período previo a las elecciones, Bolsonaro hizo repetidas e infundadas denuncias de posible fraude electoral. Antes de la primera vuelta de las elecciones, el 2 de Octubre, sugirió que las máquinas electorales podían estar pirateadas, pero no aportó pruebas.

El resultado de las elecciones dio a Lula el 50,9% de los votos frente al 49,1% de Bolsonaro, la victoria más ajustada desde que Brasil puso fin a dos décadas de gobierno militar en 1985. Es la primera vez que un presidente brasileño es destituido por votación.

La derrota de Bolsonaro fue acogida con satisfacción por los ecologistas que habían dado la voz de alarma por el aumento de los niveles de deforestación de la Amazonia bajo su mandato. Se espera que Lula asista a la conferencia climática Cop27 en Egipto la próxima semana.

Copyright © 2022 SalaStampa.Eu – ElCanillita.info – “Leer puede causar Independencia”