Press "Enter" to skip to content

La República

La primera república fue romana, aún cuando ya en las “polis griegas”se traslucia una forma republicana, la democracia ateniense. La república aristocrática comenzó cuando el rey Tarquinio el Soberbio fue destronado (509 a.C.) y terminó cuando Octavio se convirtió en el primer emperador (27 a.C.), Roma oficialmente siguió siendo una república durante el periodo del principado, al menos hasta el 284. El emperador ostentaba el título de “princeps senatus” y no el de “dominus” o soberano, tal como tras la reforma de Diocleciano.

La línea divisoria entre monarquía y república fue al principio lábil: en las polis griegas, tras la transición de la monarquía a la aristocracia, sólo esta última casta podía elegir arcontes o tomar decisiones (politeia).

Con el tiempo, las consecuencias socioeconómicas de la colonización griega en el Mediterráneo fueron considerables: la expansión y el crecimiento del comercio y de las actividades artesanales e industriales, así como la introducción de la moneda, favorecieron la formación de una nueva clase de comerciantes e industriales, que socavaron progresivamente el dominio de la aristocracia.

La posibilidad de participar en la vida política se amplió a un círculo de ciudadanos que cumplían ciertas características: varón, libre, de ambos genitores griegos. Y de aquí surgió la necesidad de redactar leyes que regularan la vida política.

El filósofo griego Aristóteles formuló una distinción terminológica bien establecida entre tres formas de gobierno: monarquía, aristocracia y polity. Desde el punto de vista de los principios, ninguna de estas formas de gobierno es incompatible con la república, aún cuando por república se entiende propiamente una forma de gobierno que es una aristocracia o una polis con sus respectivas degeneraciones: la oligarquía y la democracia.

Esta última entendida como un gobierno del pueblo que, descuidando muchas veces el bien común, pretende favorecer indebidamente a las clases más pobres, y no una monarquía y su degeneración, la tiranía. Principalmente, la república se efectúa mediante la elección de los órganos de dirección política, que permanecen en el cargo durante un período fijo, tras el cual el sistema político prevé una nueva elección. También son posibles algunos cargos vitalicios, como los jueces supremos y los senadores, pero sólo si no son hereditarios. Continuación...

Copyright © 2022 ElCanillita.info / SalaStampa.Eu – PictureLibrary.club – Ruben M A Guzzo – Derechos Reservados