Press "Enter" to skip to content

Los hospitales británicos se enfrentan a la peor crisis de la historia.

London Waterloo Station in Pandemy, by Berenice Guzzo.
Personal de una estación de trenes vacía Waterloo, Londres durante el primer cierre.

Los hospitales británicos están a punto de verse abrumados por los pacientes de COVID-19 y el Servicio Nacional de Salud del país se enfrenta a la “peor crisis de la que se tenga memoria”, advirtió el domingo un alto funcionario del gobierno.

La contundente advertencia del director médico de Inglaterra, Chris Whitty, llegó cuando miembros del principal grupo asesor del gobierno, el Grupo Asesor Científico para Emergencias, advirtieron que las medidas de cierre a nivel nacional introducidas después de Navidad eran demasiado laxas y que eran burladas con demasiada frecuencia por personas que se reunían con amigos en los parques y se congregaban en los supermercados.

Están instando a que se cierren las guarderías y se ponga fin a las “burbujas de apoyo” que permiten que dos hogares se mezclen. Los ministros dicen que no tienen previsto endurecer más las medidas, pero que empezarán a aplicar estrictamente las normas de cierre y han ordenado a la policía que sea previsora y que imponga multas.

“Se necesita una fuerte aplicación” de las restricciones del coronavirus, dijo el domingo el Secretario del Interior del país, Priti Patel. Patel dijo que está instruyendo a las fuerzas policiales para que centren sus recursos y personal en personas que “están claramente rompiendo” las reglas de bloqueo para “salvaguardar la recuperación de nuestro país de este virus mortal”.

En su dura descripción de la desesperada situación en la que se encuentra el NHS, Whitty advirtió que los hospitales tendrán que empezar a rechazar a los pacientes de emergencia no infectados por el COVID, si el número de pacientes con coronavirus no empieza a disminuir. “Todo aquel que se encuentra con amigos y familiares innecesariamente es un eslabón de una cadena que amenaza a las personas vulnerables”, dijo.

El NHS se arriesgó a ser abrumado durante un par de semanas, dijo, y en algunas zonas se enfrentaba a “la situación más peligrosa que nadie pueda recordar”. Añadió que “los hospitales no tendrán espacio para recibir casos de emergencia redirigidos… la proporción entre personal y pacientes, que ya está estirada, se volverá inaceptable incluso en lugares como los de cuidados intensivos. Habrá muertes evitables”.

Algunos trabajadores médicos dicen que el punto de inflexión ya se ha alcanzado en Londres y partes del sur de Inglaterra. Las muertes por coronavirus británicas del domingo superaron las 80.000 por la pandemia, 10.000 más que el recuento de muertes de civiles durante la Segunda Guerra Mundial. El país ha visto cuatro incrementos diarios consecutivos de más de 1.000 muertes.

El Dr. Zudin Puthucheary, consultor de cuidados críticos, dijo a Sky News que el NHS – se está abriendo paso frente a nosotros, dijo y agregó que estaba “asustado y enfadado”. La mayoría de los hospitales de la capital británica ya han alcanzado el exceso de capacidad.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, declaró el viernes un “incidente importante”. En una declaración, dijo: – La amenaza que este virus representa para nuestra ciudad está en un punto de crisis.
El número de casos en Londres ha aumentado rápidamente con más de un tercio más de pacientes, en comparación con el pico de la pandemia el pasado mes de abril, añadió.

Puthucheary, que trabaja en el Royal London Hospital, manifestó que hay escasez de personal de enfermería de cuidados críticos y advirtió que las unidades de cuidados intensivos “están llenas hasta reventar”. También dijo: – Hemos canibalizado al personal de todo el hospital, los voluntarios están llegando para tratar de cuidar a estos pacientes y ofrecer la mejor atención posible.
El personal se está quebrando a sí mismo para hacer que esto suceda y mantener a nuestros pacientes a salvo y no va a ser suficiente.

Hablando en la BBC, el Secretario de Salud Matt Hancock se negó a especular sobre si el gobierno introduciría reglas más estrictas “porque el mensaje más importante no es si el gobierno fortalecerá aún más las reglas. Lo más importante es que la gente se quede en casa y siga las reglas que tenemos”.

Casi 60.000 nuevos casos de coronavirus fueron reportados en Gran Bretaña el sábado

Los ministros dicen que están en una carrera de vacunas contra el virus y planean abrir siete centros de vacunación masiva esta semana, con más en preparación. Neil Ferguson, asesor del gobierno y profesor del Imperial College de Londres, predijo que el número de pacientes hospitalizados con COVID-19 se dispararía en otro 20 por ciento. “Será bastante difícil evitar otras 20.000 muertes”, dijo a los periodistas.

Pero como uno de cada 30 británicos tiene el virus, dijo que el país podría pasar la pandemia en nueve meses, como consecuencia del programa de vacunación y el desarrollo de la inmunidad de la manada. -Creo que veremos un crecimiento lento”, dijo Ferguson. – Podríamos ver un declive, y eso podría ser ayudado ligeramente por el hecho de que hay bastante inmunidad de rebaño en lugares como Londres, añadió.

Los paramédicos también informan que se ven obligados a tratar a los pacientes en ambulancias durante horas porque no hay camas disponibles. Muchos directores de hospitales han ordenado al personal no hablar con los medios de comunicación a menos que tengan autorización previa para hacerlo y, a diferencia del año pasado, a los equipos de televisión les está resultando difícil obtener permiso para filmar las salas.

Algunos médicos han escrito anónimamente sobre sus experiencias en los hospitales y pintan un panorama sombrío de los pacientes que son tratados en los pasillos porque las unidades de cuidados intensivos (UCI) están llenas.

– Tenemos varios pacientes que no son ‘aptos’ para la UCI en el clima actual, escribió un consultor para el sitio de noticias Unherd.com. Antes del COVID, lo más probable es que se les hubiera dado una oportunidad, pero no ahora. Cuando pensamos que estos pacientes han sufrido lo suficiente, y es poco probable que se recuperen, empezamos a hablarles para hacerlos sentir cómodos.

– En parte es que necesitamos las camas para los pacientes con una mejor oportunidad, y en parte que sentimos que es cruel mantener a estas personas sufriendo cuando sus posibilidades de supervivencia son escasas. Es difícil saber cuál es su verdadera motivación.

Los gobiernos de toda Europa dicen que sus hospitales también están sobrecargados, especialmente en Suecia. Y están observando con creciente ansiedad los desarrollos en Gran Bretaña, donde las tasas de transmisión están siendo impulsadas por una cepa mutante más contagiosa que ahora se está identificando en todo el continente.

El ministro de Sanidad español, Salvador Illa, advirtió en una conferencia de prensa el viernes que el país se enfrenta a “semanas difíciles por delante”. Con los casos de coronavirus en aumento, advirtió, los datos son malos. La tasa de incidencia, la presión sobre los hospitales, la tasa de positividad de las pruebas de PCR y el número de muertes están aumentando. La evolución de la pandemia está empeorando.

Las pruebas de PCR (reacción en cadena de la polimerasa) se consideran las más fiables para detectar el coronavirus.

2021 © SalaStampa.Eu, afiliada a la red Broadcasting Board of Governors – VOA / USAGM – Foto: PanPress.Eu / Berenice Guzzo