Press "Enter" to skip to content

Crecen los murmullos de descontento en China mientras Xi Jinping se prepara para su tercer mandato

Las tensiones aumentan en China antes del gran Congreso del Partido Comunista del próximo mes, en el que se espera que el presidente Xi Jinping reciba un tercer mandato sin precedentes.

El ambiente, cada vez más febril, coincidió con los inusuales rumores que circularon por Internet el sábado sobre un posible golpe militar que había llevado a Xi a un arresto domiciliario. Sin embargo, las informaciones fueron rápidamente desmentidas.

“No hay pruebas de un golpe de Estado en China ni razones para pensar que lo haya habido”, dijo Nathan Ruser, un investigador ubicado en China del think-tank Australian Strategic Policy Institute. “La década de intensa consolidación política de Xi a sus espaldas no puede ser anulada por una reunión perdida o unos cuantos vuelos cancelados”.

Xi -jefe de la Comisión Militar Central- ha pasado sus dos primeros mandatos eliminando a los opositores mediante una amplia campaña anticorrupción y diversas medidas represivas. También ha consolidado su control del poder seleccionando a los líderes del ejército. Continuación...