Press "Enter" to skip to content

Inundaciones en China: Dieciséis muertos en las “peores lluvias de los últimos 1.000 años”.

Vastas franjas de la ciudad de Zhengzhou bajo varios metros de agua mientras los coches flotan por las calles y 100.000 personas huyen de la provincia de Henan

Al menos 16 personas han muerto a causa de las graves inundaciones en el centro de China provocadas por lo que, según los meteorólogos, han sido las lluvias más intensas en un milenio.

Las precipitaciones de los últimos tres días han resultado equivalentes a la media anual de la ciudad. En Zhengzhou, la capital de la provincia de Henan, con 10 millones de habitantes, cayeron 20 centímetros en una hora.

Grandes franjas de Henan, el granero de China, seguían bajo el agua éste miércoles mientras las autoridades evacuaban a unas 100.000 personas a zonas seguras, según los medios de comunicación estatales.

“Los esfuerzos de prevención de las inundaciones se han vuelto muy difíciles”, dijo el líder chino Xi Jinping en una declaración transmitida por la televisión estatal.

Vehículos flotaban por las calles mientras el agua de las inundaciones anegaba la ciudad de Zhengzhou, en el centro de China

Al menos doce personas murieron y otras cinco resultaron heridas cuando la metropolitana subterranea se inundó el martes, atrapando a los pasajeros dentro de los vagones a medida que subía el nivel del agua.

Los viajeros desesperados compartieron vídeos en las redes sociales mientras se aferraban a las barandillas, intentando mantener la cabeza por encima del agua mientras el aire empezaba a escasear.

Las imágenes mostraban los andenes sumergidos por un diluvio de lodo que fluía rápidamente, mientras que en el interior del tren la crecida del agua dejaba sin energía eléctrica y obligaba a los padres a sostener a sus hijos.

La lluvia se convirtió rápidamente en un río que a veces llegaba a la cintura e incluso al cuello. Las inundaciones obligaron a interrumpir las líneas de la metropolitana. También se ha suspendido el servicio de trenes en toda la provincia, las carreteras siguen cerradas y los vuelos han sido cancelados.

China experimenta lluvias e inundaciones regulares cada verano, aunque cada año el impacto humano aumenta a medida que más personas se trasladan a los centros urbanos en rápida expansión del país.

Las fuertes lluvias ya han azotado el país durante semanas, incluso en la capital, Pekín, después de que una temporada de lluvias inusualmente húmeda provocara la rápida crecida de muchos ríos.

Al menos dos presas de la provincia de Mongolia Interior, en el norte de China, se han derrumbado. Otras presas que encierran embalses en China también corren el riesgo de fallar, según las autoridades.

Las inundaciones en Henan parecen ser las más extremas. Los vídeos publicados en las redes sociales muestran vehículos flotando en barrios sumergidos por la lluvia.

Los varados pasaron la noche donde pudieron, incluso en autobuses que tuvieron que detenerse a mitad de camino debido a la subida del nivel del agua. Otros fueron más afortunados y pudieron alojarse en hoteles o dormir en sus oficinas.

Algunos niños están atrapados en la escuela desde el martes, sin poder volver a casa o ser recogidos por sus padres debido a las fuertes lluvias e inundaciones.

Un hospital local de Zhengzhou, con más de 7.000 camas, también se quedó sin electricidad, y el personal se apresuró a reubicar a cientos de pacientes en estado crítico, según los medios de comunicación estatales.

Henan es un lugar clave para la industria agrícola china, ya que alberga numerosos cultivos alimentarios como el mijo, la cebada, el maíz, las batatas, el arroz y las lentejas. Es tan importante para la provincia que una de las atracciones de Zhengzhou es una estatua gigante de una mazorca de maíz.

La provincia es también un importante centro logístico. Se esperan más lluvias en la zona en los próximos días.

Copyright © 2021 ElCanillita.info – PanPress.eu / SalaStampa.eu – All Rights Reserved