Press "Enter" to skip to content

CIDH denuncia que Copa Airlines impide abordaje de delegación que viaja a Venezuela

Panamá, 05.02.2020 – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) informó a través de su cuenta de Twitter que la aerolínea Copa Airlines le impidió a su equipo abordar el avión en Panamá, de camino a Venezuela, donde tienen previsto iniciar el martes una visita.

La comisión tenía planeado arribar al país petrolero por invitación del gobierno encargado de Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países, en medio de la incertidumbre debido a que la presidencia en disputa de Nicolás Maduro no autorizó la entrada al organismo de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

“Informaron que recibieron instrucciones del régimen de Venezuela de que no estábamos autorizados a ingresar al país”, señaló la CIDH.

En un comunicado de prensa, la CIDH lamentó la decisión de que hayan impedido la entrada de su delegación que tenía previsto observar en el terreno la situación de los derechos humanos en el país.

Y anunció que “se encontrará con las víctimas y familiares de violaciones de derechos humanos y con organizaciones de la sociedad civil en la frontera entre Colombia y Venezuela”.
La comisión detalló que a la delegación, presidida por la Relatora para Venezuela, Comisionada Esmeralda Arosemena de Troitiño; el Secretario Ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão; el Relator Especial para la Libertad de Expresión, Edison Lanza; y especialistas de la Secretaria Ejecutiva, “le fue prohibido el abordaje al vuelo desde la ciudad de Panama en dirección a Caracas, según notificación recibida por la aerolínea”.
 
Afirmaron que lo ocurrido es propio de “regímenes autoritarios” de “no permitir el escrutinio internacional ni la observancia de la situación de los derechos humanos” perjudicando a la sociedad divil.

Y agregó que “el impedimento para ingresar al país, obstaculiza las obligaciones internacionales en derechos humanos asumidas por Venezuela, así como impide el cumplimiento de las competencias de la Comisión Interamericana”.
El gobierno en disputa ha señalado que el país no forma parte de la OEA y, por ende, la CIDH no debería entrar a Venezuela.

Reacciones
El comisionado de Derechos Humanos de la presidencia interina de Venezuela, Humberto Prado, indicó que con esta negativa a la Comisión “queda demostrado que en Venezuela se violan DD.HH.”

Calificó de “abuso” y de “chantaje” hacia la línea aérea y al gobierno de Panamá por parte del gobierno el hecho de que se les notificara que la comisión no podía viajar.

Detalló que Cúcuta, Colombia, fue elegida como “plan b” porque tenía que ser factible para la comisión y para las víctimas poder llegar y que se cuente con las medidas de seguridad que la visita requiere.

Sin embargo, no indicó si el gobierno colombiano estaba prestado apoyo para esta visita o si la había autorizado.

Agregó que el gobierno interino sí tienen organizado un traslado de víctimas y ONGs, pero deben definir quiénes serían los que viajarían para este jueves y viernes.

El presidente encargado, Juan Guaidó, indicó en su cuenta de Twitter que con esta medida, el gobierno en disputa “se reconoce como violadora de Derechos Humanos”.

“Esto no va a ocultar las pruebas de que en Venezuela se violan los DDHH y la condena mundial a una dictadura que bloquea la solución a la crisis”, indicó.
Por su parte, el embajador de la presidencia encargada de Venezuela ante la OEA, Gustavo Tarre, quien ofrecerá a las 11 a.m. desde Washington una declaración sobre los eventos ocurridos, también condenó la decisión y agradeció el compromiso de la CIDH.

La Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, calificó la negativa de Maduro como “una violación a los tratados internacionales”.
El lunes, la CIDH presentó la agenda de su visita, que incluye reuniones con representantes de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, miembros de la Asamblea Nacional, parlamentarios con medidas cautelares y una visita en el Hospital Pediátrico J. M. de los Ríos.

A través de un comunicado, Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, aseguró que con esta medida el gobierno en disputa de Nicolás Maduro demuestra “el desprecio” que tiene “con la justicia y los derechos humanos del pueblo venezolano.”

Indicó que no es la primera vez que intenta evadir “el escrutinio internacional y esconder las graves violaciones de derechos humanos y crímenes de derecho internacional que se están cometiendo las autoridades”.