desde los Apeninos a los Andes
Lunes 20 de Enero 2020
   

Redacción
  |  Editorial 

¿Por qué Evo Morales se refugió en Argentina?

16 diciembre, 2019

Morales…Fernandez

Buenos Aires | 16.12.2019

¿Por qué Evo Morales se refugió en Argentina?
El expresidente boliviano Evo Morales, que goza de la condición de refugiado en Argentina, articula desde ese país la campaña de su partido Movimiento Al Socialismo (MAS) rumbo a las futuras elecciones en Bolivia que aún no tienen fecha.

El vecino país resulta geográficamente estratégico, por ejemplo, para concretar encuentros como el que tuvo con sus seguidores este fin de semana en una casa del barrio de Liniers, al oeste de Buenos Aires, a algo más de un mes de su renuncia tras el conflicto político y social desatado por las denuncias de fraude electoral en Bolivia.

Motivaciones tanto políticas como personales estarían en el centro de la decisión de instalarse en esa nación.

«Arribé a Argentina, para seguir luchando por los más humildes y para unir a la Patria Grande, estoy fuerte y animado», dijo Morales días atrás, al llegar a Argentina procedente de Cuba, donde se realizó exámenes médicos. Antes había sido acogido por el gobierno de México.

Al parecer su estancia no tiene límite definido, a juzgar por las declaraciones tras su llegada de parte del canciller argentino Felipe Solá: «Llegó para quedarse y se quedará como refugiado».

El propio Solá dijo que Morales estaría mejor en Argentina, por la proximidad a Bolivia y porque sus hijos están en ese país.

La socióloga y politóloga Vivian Schwarz Blum, consultada por la Voz de América, aseguró que el escenario político en este momento aún no está resuelto y “hay todavía opciones, estrategias y apuestas legales o por lo menos áreas grises legales en los siguientes uno o dos meses que podrían posibilitar una figura de retorno de Morales al país y eso es delicado”.

Posición estratégica de Argentina

Blum considera que mientras más cerca esté Evo Morales de Bolivia y de sus operadores políticos será más fácil diseñar estrategias para cada una de estas posibilidades.

“México no era funcional (…) ¿qué le aportaba estar tan lejos en ese momento? Su primera opción era Argentina, pero no lo pudo hacer cuando estaba el presidente Mauricio Macri. Ya con el cambio de gobierno fue posible”, dijo en alusión a la toma de posesión del presidente Alberto Fernández y a su número dos, Cristina Fernández, quien ha sido amiga y aliada de Morales.

Fernández incluso no invitó a la presidenta de la transición en Bolivia, Jeanine Áñez, a su toma de posesión, a lo que la mandataria respondió con indiferencia, alegando que no existen afinidades políticas entre ambos gobiernos.

¿Por qué Evo Morales no se quedó en Cuba?

El bloque izquierdista Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP) -que integran además de Cuba, el gobierno en disputa de Venezuela, el gobierno de Daniel Ortega de Nicaragua y unas pocas islas del Caribe- se reunió este fin de semana en La Habana.

El grupo apoyó a Morales y reiteró su argumento de que en Bolivia hubo un «golpe de Estado». Morales les agradeció en su cuenta de Twitter.
Pero ¿por qué no se quedó Morales en La Habana? Consultada sobre este tema, la politóloga Vivian Schwarz Blum dijo a la VOA: «En el caso de Cuba no es solamente la lejanía geográfica, la presencia cubana en Bolivia es mínima, políticamente no es lo mismo. La presencia de más gente y recursos, y el tráfico entre Argentina y Bolivia muchísimo más intenso, es mucho más cercano».
ALBA: La izquierda se reúne en La Habana y busca frente común contra EE.UU.
La presencia de Morales en Argentina ha generado críticas en la oposición boliviana por su postura política asumida a través de Twitter, espacio que el exmandatario usa para atacar al gobierno de transición que lidera Áñez.

El senador boliviano Óscar Ortiz opina que el objetivo de Morales desde Argentina es controlar las listas de los candidatos para que lo defiendan incondicionalmente en lugar de trabajar por la democracia.

“No está respetando las normas de refugio político que le impiden realizar actividad política en esa condición desde otro país”, dijo el legislador.

¿Contradicciones en Argentina?

El domingo, el jefe de gabinete de Argentina, Santiago Cafiero, señaló al diario La Nación que no restringirán a Evo Morales porque «el refugiado tiene los mismos derechos que un ciudadano argentino, con lo cual tiene libertad de expresión, de declarar, de pensar y decir lo que quiera. Nosotros no le vamos a restringir sus libertades”.

Su declaración entró en contradicción con otra del canciller argentino Felipe Solá, quien inicialmente aseveró que había un compromiso con Morales para que se abstuviera de hacer declaraciones políticas en ese país.

La labor política de Morales sigue su curso mientras tanto. El pasado sábado por la noche tuvo su primera aparición pública improvisada en Argentina. Videos ciudadanos captaron el momento en el que, desde una terraza se dirigió a sus seguidores.

«Como siempre en América Latina y la Patria Grande, hemos derrotado a los golpistas. Vamos a volver pronto”, dijo.

El domingo tuvo otra aparición pública, esta vez en un partido de fútbol en el Club Montañés, en el barrio de Colegiales en Buenos Aires, de acuerdo con el diario boliviano Los Tiempos. Al finalizar el encuentro anunció que el martes ofrecerá una conferencia de prensa para hablar de las decisiones asumidas en la reunión que sostuvo con los dirigentes de su partido.

El analista político Jorge Komadina dijo a la Voz de América que Morales “está viviendo un momento de gran activismo político en contra de la normativa internacional del refugio político, que no tiene que ver con la simpatía o antipatía de un gobierno hacia un personaje sino de disposiciones que se deben preservar”.

En torno a cómo está encarando la estrategia política para las elecciones bolivianas, Komadina considera que “ha terminado el ciclo del Evismo”, aunque es inobjetable la presencia masiva del Movimiento Al Socialismo como un referente clave en la política de Bolivia, que no debe mantenerse al margen de las nuevas elecciones para que se considere como una alternativa más. Por tanto, cuestiona la actitud de Morales.

“La responsabilidad del expresidente es dar paso a otros liderazgos del MAS y una intervención suya en este momento a través de un regreso a Bolivia desde la Argentina o incluso en su rol muy simbólico de jefe de campaña exacerbaría los ánimos, impidiendo que las corrientes democráticas de este partido puedan surgir”.

El reto del gobierno de transición

En este panorama, la politóloga Vivian Schwarz Blum ve que aún Bolivia está lejos de volver a la normalidad, después de los momentos complejos y de enfrentamientos que se vivieron durante el conflicto postelectoral, pero insiste en que se debe prestar mucha atención a cómo se vayan dando los hechos e insistir en que se concreten los nuevos comicios.

“El gobierno de transición debe enfocarse casi exclusivamente en convocar a las elecciones, esa debería ser su labor principal y desde la sociedad civil también debemos presionar para que esto suceda”, dijo.
El gobierno de Áñez aún no define la fecha de las nuevas elecciones debido a que se trabaja en la formación del Tribunal Supremo Electoral, que será el ente encargado de emitir la convocatoria.

Evo Morales renunció el 10 de noviembre a la presidencia de Bolivia, asediado por protestas ciudadanas que denunciaban un fraude electoral tras los cuestionados resultados de las elecciones del 20 de octubre. Su salida se vio presionada también por la decisión de las Fuerzas Armadas de quitarle su apoyo.

Fuente: VOA – SalaStampa.Eu, afiliada a las redes Broadcasting Board of Governors © 2019 BBG
Información de dominio público

ElCanillita.info     ↑ Volver al inicio

Palabras Clave: , , , , , ,