desde los Apeninos a los Andes
Sabado 21 de Septiembre 2019
   

Redacción
  |  Editorial 

¿Es el acuerdo de Mercosur un regalo envenenado?

8 julio, 2019

¿Hay peligro de entrada de nuevas plagas?

Unión Europea | 08.07.2019 – La Unión Europea (UE) cerró el pasado viernes el acuerdo de libre comercio con los países de Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay), un tratado calificado como «histórico» por el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, tras veinte años de negociaciones. Con su entrada en vigor, la UE se abrirá a un mercado de más de 260 millones de personas y un PIB que representa el 80% de América Latina.

Sin embargo, el tratado no ha contentado a todos los estados miembros: esta mañana, la portavoz del gobierno francés, Sibeth Ndiaye, ha afirmado que Francia todavía no está preparada para ratificar el acuerdo de Mercosur.

Además de ciertos representantes políticos, asociaciones de agricultores y ganaderos europeas también han demostrado su malestar por las consecuencias negativas que podría tener el acuerdo comercial.

La Unión Europea (UE) cerró el pasado viernes el acuerdo de libre comercio con los países de Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay), un tratado calificado como «histórico» por el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, tras veinte años de negociaciones. Desde la Unió de Llauradors, organización agraria española con sede Valencia, también se ha criticado obscurantismo con el que se ha negociado el tratado, sin proporcionar informes de impacto previos al sector.

¿Qué productos agrarios serán los más afectados?

Aunque todavía se desconoce la letra pequeña, la UE se ha comprometido a modificar las tarifas arancelarias del 99% de las importaciones agrarias de los países de Mercosur: se eliminarán por completo los aranceles del 81,7% de los productos agrícolas y se ofrecerá un trato preferente al 17,7% restante.

El zumo de naranja europeo, principalmente producido en España y que absorbe entre un 14 y un 20% de la producción de naranjas anual, competiría con el mayor productor y exportador mundial, Brasil. Siguiendo con los cítricos, los argentinos también se sitúan como primer productor mundial de limones, cuyas importaciones ya produjeron una sobreoferta en Europa en años anteriores.

El arroz de Uruguay también podría ser una amenaza. Según COPA-COGECA, agrupación de organizaciones agrarias y cooperativas europeas, la situación del sector arrocero es muy sensible y ya ha sido trastocada recientemente por las importaciones de Myanmar y Camboya. Además, el arroz que entraría de los países de Mercosur es de grano redondo, el mismo que se cultiva en el levante español, por lo que competiría directamente con la producción europea, a precios previsiblemente más bajos.

El sector cárnico, principalmente el francés, se ha mostrado descontento por la amenaza que supone el producto argentino. Los ganaderos franceses, organizados en pequeñas estructuras de producción, han afirmado que son incapaces de competir con las grandes explotaciones ganaderas sudamericanas, principalmente en Argentina, Uruguay y Brasil.

El vino argentino podría suponer un impacto negativo en las producciones de España, Francia e Italia, los mayores productores de Europa. El sector vinícola del país sudamericano calcula que las exportaciones se podrían multiplicar por doce al eliminar el arancel del 20% con el que cuenta actualmente.

¿Respetan los países de Mercosur la legislación europea de pesticidas?

Los países del acuerdo de Mercosur utilizan materias activas en sus pesticidas que están prohibidas por la Unión Europea, por su toxicidad y peligrosidad para el ser humano y el medio ambiente. Brasil es, junto a Estados Unidos, el país que más pesticidas utiliza en el mundo, entre ellos 150 activos que no están permitidos por la legislación de la UE.

Según Carles Peris, presidente de la Unió de Llauradors, el acuerdo se aprovecha de las formas de producción «poco sostenibles» de los países latinoamericanos, con una industria productora y transformadora que contamina más e incumple la estricta normativa que impone la UE a sus propios productores. En total, Mercosur utiliza en sus cultivos hasta 240 materias activas prohibidas por la UE.

La Unió de Llauradors llevó recientemente a Bruselas un dosier recopilando los pesticidas utilizados por los países de Mercosur y el impacto que podría tener en sus cultivos, dando lugar a una mayor producción gracias a materias prohibidas en Europa.

Se trata de una demanda similar a la del acuerdo de la UE con los países de África del Sur, que permitió que se introdujeran naranjas en los mercados europeos que contenían hasta tres materias calificadas como «extremadamente peligrosas» por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Hay peligro de entrada de nuevas plagas?

Otro de los grandes temores ante la eventual entrada en vigor del acuerdo es la propagación de nuevas plagas y enfermedades provenientes de America Latina en Europa. Tras los grandes estragos producidos por la Xylella Fastidiosa en los cultivos de olivo en Italia y la amenaza inminente del Citrus Black Spot en los cítricos europeos, los agricultores no ven garantizada la seguridad de sus explotaciones.

Por su parte, el sector citrícola está intentando avanzar en las negociaciones para introducir la obligatoriedad del tratamiento en frío de las importaciones de Mercosur, pues el limón y la naranja contienen plagas no existentes en Europa.

«Se gastarían recursos públicos para el control de plagas por no tener unos protocolos de entrada seguros y se rompería la biodiversidad autóctona por culpa de aplicar tratamientos para estas nuevas plagas», ha explicado Carles Peris.

¿Se fomentará la competencia desleal?

Además del desequilibrio en el caso de las condiciones fitosanitarias, las condiciones laborales de los agricultores de Mercosur podría acusar todavía más la situación de competencia desleal. Según explica Carlos Baixauli, ingeniero agrónomo, los productores europeos deben pasar una serie de controles a la cuando venden a los supermercados, demostrando que los trabajadores estaban cobrando un sueldo acorde con la legislación nacional y sus condiciones de trabajo son adecuadas.

Una mano de obra más barata y el uso de materias activas prohibidas por la UE podrían abaratar los productos agrícolas de Mercosur, en comparación a los productores europeos, que son sometidos a estrictas normas ambientales y laborales.

«Los grandes exportadores seguirán funcionando, el peligro es que termine por desaparecer la pequeña agricultura de subsistencia, muy extendida en nuestro continente», explica Baixauli.

Fuente:SalaStampa.Eu
Crédito foto: PanPressEu
Información de dominio público

ElCanillita.info     ↑ Volver al inicio

Palabras Clave: , ,