desde los Apeninos a los Andes
Domingo 23 de Septiembre 2018
   

Redacción
  |  Editorial 

Regreso a la sangre

3 mayo, 2018

Momento del ataque al personal de la Comisaria 1° de San Justo

Buenos Aires, Argentina | 02.05.2018

Regreso a la sangre
por Claudio Kussman

Escribir sobre el gravísimo y trascendental hecho ocurrido en la calle Villegas Nº 2459 pleno centro de San Justo La Matanza, sede de la Comisaria Primera, sin poner palabras soeces sobre nuestros mentirosos e hipócritas gobernantes se hace difícil. Porque por sus reiteradas falacias todavía gozan de un equivocado buen concepto en gran parte de la población. Porque siendo feriado ni la gobernadora Eugenia Vidal, ni el ministro de seguridad Cristian Ritondo, aparecen por ningún lado pese a su adicción por las fotos que los muestran en “la trinchera”, siempre y cuando sea día laborable. Porque mientras esto ocurre, Alejandra Rocío Villareal, una muy valiente y joven mujer policía que no necesita tirar al aire su corpiño, ya que su misión es “servir y proteger”, lucha por su vida. Esa vida que para ella cambió para siempre. Con lesiones pulmonares, en diafragma, hígado, riñón y en la columna vertebral, nada volverá a ser igual, como así tampoco para su familia.

Ahora por poco tiempo y en forma intensiva se podrá comentar mientras que la tecnología permite ver como si de Hollywood se tratara, lo acaecido en ese duelo a muerte a corta distancia en la madrugada del día 30 de abril que no debió existir. Como lo que más nos gusta hacer es hablar, ahora hablan los periodistas, hablan los “especialistas” en seguridad y hablaran los políticos cuando regresen de su feriado largo. Pero lo que no se dice es, la cantidad de aguantaderos de delincuentes narcotraficantes que existen a lo largo y ancho del país. Donde se analiza y planifica la mejor forma de lograr el pleno éxito la próxima vez que se ataque una comisaría.

Es un reinicio, como lo fue cuando la delincuencia en la década ganada comenzó a dominar la calle, gracias a la aplicación de las teorías “zafaronianas”, aceptadas y aprobadas con gran beneplácito por nuestros políticos y miembros del poder judicial.

Cuando vuelva a aparecer la desaparecida gobernadora Eugenia Vidal, del brazo del desaparecido Ministro de Seguridad Cristian Ritondo, que mintiendo todo lo saben y todo lo pueden, ¿qué harán?¿Restituirán a la policía las ametralladoras que les retiraron? ¿Volverán a levantar las garitas blindadas que sus pares años atrás mandaron a demoler, porque recordaban las épocas en que los ataques a las dependencias policiales y militares eran frecuentes y esa parte de la historia según ellos no existió? ¿Se ocuparán más de las mujeres y hombres de azul? ¿O seguirán cuidando el bienestar de los delincuentes y gastando cifras multimillonarias en beneficio de encapuchados que cortando rutas, agreden y lesionan a las fuerzas legales? ¿Pedirán la restitución de la Comisaría entregada días atrás a militantes radicalizados apologistas del terrorismo que para ellos tampoco existió? La habilidad y valor de ALEJANDRA ROCÍO, un ser supremo, el destino o el azar según como se quiera interpretar, hizo que hoy no se tuvieran que lamentar la muerte de 4 o 5 policías más, esta vez en el interior de una Comisaría. ¿Mañana cómo será?

LOS POLÍTICOS, EL ALCOHOL EN GEL Y LA CREMA HUMECTANTE
Vidal Y Ritondo ¿Saldrán de campaña a abrazar y besar ante las cámaras a cuanto policía preparen para ello?
Aclaremos que es muy común que los políticos tras estas viles y demagógicas campañas al tiempo que se alejan del lugar, frotan sus manos y rostro con alcohol en gel y luego cremas humectantes. Ese es el momento en que aflora la verdad de su sentir. Estos dos ambiciosos mentirosos “inventaron”: las purgas en la policía, cuando ya en el siglo pasado, lo hizo cada nueva gestión gubernamental que llegó al poder, a partir de la década de los 80.

También inventaron” las declaraciones juradas de los jefes, cuando estas se comenzaron a requerir durante el último gobierno Radical, también en el siglo pasado. Igual hicieron con el reciclado de viejas y obsoletas dependencias policiales que se hicieron de siempre, sin solución de fondo ya que hoy no se adaptan a la función y mucho menos a la contención de presos, que no deben estar alojados en ese lugar. Que a su vez destacan la existencia de 3.800 detenidos en comisaría gracias a su exitosa gestión, cuando el promedio de siempre fueron 4.000. Que esconden que cada comisaria es un polvorín que cuando estalla, vilmente se cubren procesando y condenando al personal policial. Recordemos la muerte de 7 presos incinerados o asfixiados tras una pelea, en marzo del año pasado en la Comisaría de Pergamino.

Sí hay que reconocer que hubo un cambio. Antes, quienes daban la cara ante los medios éramos los jefes, ahora con este gobierno POPULISTA se re direccionó al periodismo y quienes hablan son los agentes y suboficiales. Más allá de ello, la realidad y el regreso a la sangre, se está llevando por delante a estos embusteros, cuya ignorancia e incapacidad como siempre la pagaremos todos aquellos que no tenemos abundantes custodios ni vivimos dentro
de una base militar y mucho menos nos movilizamos en un helicóptero.

Claudio Kussman
Interno L.U.P 345.349
Servicio Penitenciario Federal

Ezeiza, Buenos Aires- Mayo 01, 2018

Fuente: PrisonPress – SalaStampa.Eu
Información de dominio público

ElCanillita.info     ↑ Volver al inicio

Palabras Clave: , , , ,