desde los Apeninos a los Andes
Domingo 23 de Abril 2017
   

Redacción
  

Degeneración de la Democracia

7 septiembre, 2016

ElCanillita.Info en romance

Alice Perrers (1348 –1400), amante del rey Eduardo III de Inglaterra, a quince años de edad entró en la corte como “Lady in waiting” para acompañar la reina Felipa de Hainaut.
Obtuvo del rey diversas propiedades y a la muerte de la reina, Eduardo le regalo todas sus joyas y la propiedad de Wendover, Buckinghamshire.
La Señora del Sol (así llamada porque vestía oro), llegó a ser propietaria de cincuenta y seis castillos en torno a Londres, pero solo quince eran obsequio del rey. En 1376, el Parlamento inglés y el Instituto Common Law (Instituto de Derecho Común), acusó a los ministros de Eduardo III y a la Dama Exitosa de corrupción y los destituyó.
El impeachment, es decir “la imputación”, fue prevista y disciplinada por los padres de la Constitución de Filadelfia en 1787 y más tarde copiada en aquella de las Provincias Unidas del Rio de la Plata. En los Estados Unidos, fue aplicada por primera vez en 1974 a causa del Watergate.
En Argentina, aparentemente los escándalos políticos y financieros son una forma de vida. ©2016 ElCanillita.info

Argentina y Latinoamerica Hoy
La diferencia existente entre la jubilación reservada a los ciudadanos comunes y aquella que goza la clase política, es la fotografía de la degeneración de la democracia, ya prevista por los liberales del siglo XIX inmediatamente después de la Revolución Francesa.

La predicción era que los representantes habrían tomado el lugar de las personas que representan, con el derecho a proteger la soberanía delegada por el pueblo y que utilizarían a menudo en su propio beneficio, proponiendo el modelo del antiguo régimen ya disuelto.

Que la peculiaridad de la democrácia representatíva, que asígna a sus representantes solo la delegación de ejercer la soberanía del pueblo, haya producido la distorsión mencionada, es visible a todos.

La jubilación para aquellos que a lo largo de años de trabajo pagaron regularmente las contribuciones, sin importar el tamaño que tendría tal seguridad social a una pensión, no es una forma de caridad que el Estado ejerce a su propio parecer condicionando la situación financiera de la Administración Pública, sino un derecho adquirido a través de un contrato firmado por el ciudadano con el Estado. Por lo tanto, es un derecho inalienable que no debería estar sujeto a otras condiciones que las del mismo contrato.

Las condiciones fluctuantes con las que se vierten las finanzas en la Argentina han terminado por repercutir en el Estado Social, operación que se ha convertido en una variable dependiente de las cuentas públicas.

La cuyuntura económica y financiera del Estado funciona incluso en exceso, a menudo despilfarrando recursos que de otra manera podrían ser mejor utilizados, en lugar de dispersarlos en manera eminentemente político y electoral.

Cuando la situación económica es negativa y a prevalecer es la razón de Estado interpretada por los políticos en función de sus intereses, los derechos de los ciudadanos se convierten en una economía dependiente inestable.

Hoy en Argentina la prevalencia de una cultura colectivista y socialista, ha provocado el ejercicio del Estado del bienestar, no de acuerdo a criterios de justicia y equidad, sino de acuerdo a una lógica retrogradada de tipo soviético típicamente socialista, bajo el cual a pagar los gastos de la mala situación económica y la necesidad de estar a la altura de los compromisos asumidos por el Estado es una clase media en extinción y los ciudadanos considerados más ricos.

Y ésta es una forma de redistribución de la riqueza que beneficia políticamente aquellos que sostienen los cordones de la bolsa, para abrirlos o cerrarlos según sus propios criterios y beneficiarse de ellos durante las elecciones.

El caso de las pensiones que se pagan según las circunstancias financieras y los intereses de la clase política, es un síntoma de la degeneración de la democracia, es decir, la transferencia de la soberanía del pueblo a sus representantes, que termina tomando la forma de monarquia absoluta y de cuya voluntad depende el destino de los ciudadanos.

Después de la Revolución Francesa (que había reemplazado simplemente la soberanía del monarca absoluto con la de las personas y por tanto, sus representantes) nacieron las condiciones de la degeneración de la democracia, debido a la prevalencia del principio socialista de la igualdad de hecho, mas que de frente a la ley, como prescribe la Constitución de un Estado Democrático, respecto aquel de la libertad liberal.

La decisión del clan Kirchner tiempo atrás y ahora la del Gabinete Macri de gobernar como se le ocurra y mediante decretos, es una violación arbitraria del contrato social democrático sobre el cual, la base de la situación financiera de la administración pública se ha vuelto prioritario respecto a los derechos de los ciudadanos.

El gobierno finge ignorar que, la jubilación no es una forma de caridad pública del Estado o del gobierno de acuerdo con criterios subjetivos, sino un derecho adquirido de conformidad con un contrato firmado entre los ciudadanos y el Estado. Y que no puede ser anulado, porque el trabajador y su empleadores han pagado y pagan contribuciones que dan vida a sus pensiones.

La democracia liberal es una forma de gobierno que consiste en una democracia representativa, donde la capacidad de los representantes electos para la toma de decisiones políticas, se encuentra sujeta al Estado de Derecho y normalmente moderada por una Constitución, que la regula en la protección de los derechos, libertades individuales y colectivas, estableciendo restricciones tanto a los líderes demócratas como a la ejecución de las voluntades de una determinada mayoría social dentro de esa democracia liberal.

Los derechos y libertades garantidas por las constituciones de las democracias liberales incluyen gran parte de los siguientes derechos: a un debido proceso, a la intimidad, a la propiedad privada y a la igualdad ante la ley, así como la libertad de expresión, asociación y culto. En las democracias liberales tales derechos (conocidos como “derechos fundamentales”) suelen estar regulados constitucionalmente o bien mediante leyes.

El término “liberal” dentro de la expresión “democracia liberal” no implica que el gobierno de una democracia de este tipo deba seguir estrictamente la ideología política del liberalismo, si bien el concepto puro de “democracia liberal” nace de la corriente del liberalismo político.

La democracia liberal toma sus orígenes (y su nombre) en la época de la Ilustración europea. Casi todos los estados de Europa de entonces eran monarquías y el poder político ostentado por el rey o por la aristocracia.

La posibilidad de una democracia no había sido considerada seriamente por ninguna teoría política desde la época grecorromana, y la creencia inherente a ella era la de la inestabilidad y el caos debido a los caprichos de la gente.

Más tarde se llegó a creer que la democracia era algo antinatural, los humanos eran vistos como malvados por naturaleza, violentos y necesitados de un líder fuerte que reprimiera sus impulsos destructivos. Muchos de los reyes europeos sostenían su poder inspirandose en Dios apoyados por la Iglesia y cuestionarlos era una blasfemia.

Tales ideas fueron inicialmente contestadas por un pequeño grupo de intelectuales ilustrados, sosteniendo que los problemas humanos debian ser guiados por la razón y los principios de libertad e igualdad.

Argumentando la igualdad de la naturaleza humana, la autoridad política no podía justificar su existencia basándose en su “linaje noble”, es decir una supuesta conexión privilegiada con Dios.

Finalmente se llegó a la conclusión, que el gobierno estaba para servir al pueblo y no al revés, y que las leyes habían de ser aplicadas tanto a quienes gobiernan como a los gobernados, es decir un Estado de Derecho, condición aún desconocida, por órganos de gobierno de países seudo-democráticos como son hoy Argentina, Bolivia, Ecuador, Venezuela y la República Presidencial Socialista de Cuba.

Amable lector, hay miles de historias en las páginas www.elcanillita.info, ésta, ha sido una de esas.

Copyright 2016 ElCanillita.Info – Todos los derechos reservados – Se desaconseja la reproducción.

Fuente: SalaStampa.Eu
Crédito Foto: Detalle de la pintura de Ford Madox Brown de Chaucer, representa Alice Perrers y Edward III
Información de dominio público

ElCanillita.info     ↑ Volver al inicio

Palabras Clave: ,