desde los Apeninos a los Andes
Lunes 29 de Mayo 2017
   

Redacción
  

Juego de compadres

16 enero, 2016

Evo Morales y el actor Sean Penn, en Palacio de Gobierno en 2012

Bolivia | 13.11.2016

Saber decir NO
por Álvaro Riveros Tejada

Con la proverbial espectacularidad a la cual nos tiene acostumbrados nuestro embajador de causas nobles en el mundo, el actor estadounidense Sean Penn, acaba de salir nuevamente en escena, revelando una entrevista sostenida con el mayor narcotraficante del mundo y recientemente recapturado Joaquín Guzmán Lovera, alias “El Chapo”, quien se hallaba prófugo desde hace seis meses, luego de huir por tercera vez de una cárcel de alta seguridad de México, y volver a ser recapturado este último domingo.

Todavía guardamos en la memoria la designación de esta estrella como emmbajador, realizada un 31 de octubre de 2012, donde se comprometió solemnemente al cumplimiento de tres temas fundamentales, a saber: nuestra reivindicación marítima, la preservación de la tradición histórica de Bolivia respecto al acullico y la campaña internacional dirigida a lograr la despenalización de la hoja de coca. Asimismo, según el ministro de la presidencia, el compromiso del embajador comprendía de yapa: “…la necesidad imperiosa de que Gonzalo Sánchez de Lozada sea extraditado de los Estados Unidos por los delitos de genocidio”.

Que sepamos, poca o ninguna de las tareas encomendadas por S.E. cumplió el flamante diplomático, salvo aquella de solicitar al Congreso norteamericano que presione a las empresas patrocinadoras del rally Dakar, a que condicionen su apoyo a la liberación de su coterráneo, el industrial arrocero Jacobo Óstreicher, quien fue preso por una extensa red de extorsionistas, que involucraba a altos funcionarios de gobierno y cumplía 18 meses de reclusión en cárceles cruceñas.

Al no lograr su propósito por medios legales y burocráticos, nuestro embajador optó por promover la fuga del hebreo, acto que mereció el inmediato repudio de sus superiores y, en lo que al compromiso sobre Goni se refiere, suponemos que muy pronto tendremos sorpresas, gracias a la especialización de nuestro héroe, en hacer fugar a sus clientes.

La moraleja de este nuevo sainete protagonizado por el actor de marras, es el hecho que, con sus actitudes disparatadas, nos involucra siempre y en forma irremisible. De ahí que no es aventurado afirmar que con su imprudente actitud de agente de la CIA, de la DEA, o de Adictos Anónimos, lo único que está logrando, en términos tecnocráticos, es hacer crecer el PIB de la nación (Pobre Imagen de Bolivia), en forma exponencial.

A partir de las noticias provenientes de México, es necesaria la valiente y decidida actitud futura que los bolivianos asumamos frente a disposiciones y actos discrecionales que, como el que se señala, mancillen nuestra honra y dignidad como nación. Para ello, ante cualquier futura decisión o consulta, es útil promover una campaña dirigida a “Saber decir NO”.

Fuente: Hoy Bolivia – SalaStampa.Eu
Crédito foto: Freddy Zarco/ABI
Información de dominio público

ElCanillita.info     ↑ Volver al inicio

Palabras Clave: , ,